11.27.2013

BLONDIE, BROWNIE DE CHOCOLATE BLANCO, SIN AZÚCAR


Esta receta lleva una cantidad indecente de azúcar (o en su defecto edulcorante o sustituto del azúcar), pero aviso, no se os ocurra hacerla con menos azúcar porque la magia de esta receta está en el sabor acaramelado y dulzón que tiene. Una verdadera delicia. Se trata de un bizcocho que sabe a leche condensada, una textura de esas que se te pegan en los dientes... algo extraordinario.


Las primeras veces que hice este brownie de chocolate blanco fue siempre con azúcar, y mi incógnita era saber cómo saldría si probaba a hacerla "sin azúcar", con algún edulcorante o sustituto. De todos modos esa era una preocupación secundaria porque la principal era encontrar un chocolate blanco sin azúcar, algo verdaderamente difícil, ¿no es cierto?.
Así que en cuento vi la ocasión no pude dejarla pasar. ¡¡¡¡¡Lo encontré!!!! Mis queridos amigos de Dayelet (bendita la hora en que los encontré, pues con su surtido queda cubierta cualquier receta que se quiera hacer sin azúcar, ¡cualquiera!) tienen entre sus productos un chocolate blanco sin azúcar que está buenísimo, y con el que cumplí mis deseos de hacer esta receta y poder disfrutarla tranquilamente.


Particularmente no es que me guste mucho el chocolate blanco, de hecho el chocolate me gusta más negro que otra cosa. Soy de comer chocolates del 70% hacia arriba, y también para repostería me gusta utilizar chocolates de alto porcentaje. Pero aunque no seais de chocolates blancos os aseguro que el sabor de este brownie os cautivará.


BLONDIE, BROWNIE DE CHOCOLATE BLANCO, SIN AZÚCAR AÑADIDO

Ingredientes (para un molde cuadrado de unos 20x20cm / 12 porciones):
125g de mantequilla
160g de chocolate blanco sin azúcar (yo usé el Chocolate blanco sin azúcar de Dayelet)
220g de Dayelet Bizcochos (o 220g de azúcar)
2 huevos grandes
1 cucharadita de extracto de vainilla
95g de harina
70g de nueces

Preparación:
Precalentar el horno a 180ºC. 
Engrasar el molde y/o forrarlo con papel de hornear
Derretir 90g de chocolate y la mantequilla en un baño de vapor 
Apartar del fuego y añadir el azúcar y la sal a la mezcla de chocolate y vainilla.
Añadir, batiendo, los huevos, uno a uno, y la vainilla.
Incorporar la harina sin batir demasiado.
Finalmente añadir los 70g restantes de chocolate blanco y los 70g de nueces.
Verter la mezcla en el molde y hornear durante una media hora.
Comprobar con un palillo que no esté aún líquida la masa antes de sacar del horno.
Dejar enfriar sobre una rejilla.


11.10.2013

BABA GANOUSH O PATÉ DE BERENJENA. PROPIEDADES DE LA BERENJENA Y RECOMENDACIONES DIETÉTICAS.


La berenjena es un ingrediente muy utilizado en la cocina árabe, es una hortaliza muy versátil y son muchísimas las recetas que encontramos con ella. La berenjena tiene muy pocas calorías, tan solo 17 por cada 100g, y tiene un alto contenido de potasio, ácido fólico, fibra, magnesio, hierro, fósforo y calcio. Por su alto contenido en potasio su consumo provoca una acción diurética, siendo así un alimento desintoxicante. Y lo de eliminar toxinas es algo que necesitamos todos hoy en día de manera escandalosa, ¿no creeis?


Se recomienda su consumo para la prevención de enfermedades cardiovasculares, degenerativas y cáncer. Vamos, que hay comer berenjenas sea como sea. Yo tengo la inmesa suerte de tener durante varios meses al año berenjenas de cosecha propia, totalmente ecológicas. Prácticamente ni me paro a lavarlas, un enjuague rápido y me pongo a prepararlas. Normalmente las consumimos de una manera muy sencilla y sana, y a mí me encantan así. Abiertas por la mitad, con unos cortes en la pulpa, pintadas con aceite de oliva y bien espolvoreadas de sal. A veces con un poquitín de pimentón. Y al horno. Sabrosas.
Pero me encanta también preparar este paté, que para comer con tostaditas, para untar el pan del bocadillo, para aliñar una ensalada, o para comer a cucharadas (eso es lo que hago yo, jeje) está de vicio.



BABA GANOUSH (PATÉ DE BERENJENA)

Ingredientes:
2 berenjenas grandes asadas
1 cucharada o dos de tahina (podeis ver el tarro de tahina, o crema de sésamo, en la fotografía a continuación)
1 cucharada o dos de aceite de sésamo (en su defecto podeis poner aceite de semillas, aceite de girasol...)
zumo de medio limón
2 dientes de ajo
sal


Preparación:
Para asar las berenjenas las lavamos y las partimos por la mitad. Practicamos unos cortes en la pulpa. Rociamos o pintamos con aceite de oliva, espolvoreamos con sal y horneamos en horno precalentado a 200ºC durante aproximadamente una hora, tienen que quedar bien tiernas y con la capa superior tostadita.
Una vez frías retiramos la pulpa y la ponemos con los dientes de ajo, el zumo de limón, el aceite de sésamo y la tahina en una picadora. También podemos hacerlo con la batidora. Picamos/batimos hasta conseguir una pasta homogénea y cremosa. Podemos probar y rectificar de sal.
Se conserva durante días en un tarro de cristal en la nevera.


La receta lleva también ajo, otro alimento con propiedades terapéuticas y altamente recomendado del que no hablaremos ahora. Dejemos hoy todo el protagonismo a la berenjena...
A la berenjena y a estas tostaditas tan deliciosas que preparé con las tostadas Vidacol de Redondo. Estas tostadas, con fibra y avena, venían en la caja Degustabox que recibí a finales de octubre, y son unas tostadas con mucha fibra y especiales para ayudar a reducir el colesterol.


Así que fijaros, con todas las propiedades que acabamos de repasar de las berenjenas si encima untamos este Baba Ganoush en estas tostaditas tan crujientes y ricas podemos tener un tentempié ligerísimo, nutritivo, super saludable y muy muy recomendable.


Estas tostadas tienen tan solo 33 calorías por unidad, y con las calorías del paté de berenjena que untemos en ellas seguro que apenas superamos las 50 calorías por tostadita preparada.


Y hay un montón de variedades de tostadas Recondo. En la caja de este mes nos venía también un paquete de tostadas de Muesli, con manzana y albaricoque, deliciosas para tomar en el desayuno o la merienda con mermelada, y riquísimas también con algo salado, hacen un contraste estupendo.
También las podemos encontrar integrales (con 13% de fibra), fitness (con vitaminas, fibra y 0% materia grasa), equilibrio (sin sal y sin azúcar), multi (con 10 cereales) y otras variedades más.


Por cierto que este mes nos ha encantado con diferencia la caja Degustabox que hemos recibido. Fijaros!!!!!!!!


Como veis la caja de este mes venía bien repleta. A mí me han chiflado los dos paquetes de papas Marinas, de Vicente Vidal, escandalosamente buenísimas. Son papas pequeñas, de estas que salen la mayoría dobladas (esas son las que me como primero...) finísimas y muy muy crujientes. Como las de toda la vida.


Perfectas para un aperitivo junto con los Minis de Campofrío que también venían en la caja: fuet, chorizo...


También unos sobres de Maggi para preparar pechuga de pollo que seguro que caen próximamente en alguna cena de entre semana y un botecito de preparado para puré de patatas. Un par de cajitas de mikado de chocolate, unas barritas de soja y fruta, dos cajas de galletas Belvita, super ricas para cualquier momento...


Un surtido exquisito por tan solo 9.99.-euros si sois seguidores de Cosas con Encanto y clickais AQUÍ (el precio normal de la caja Degustabox es de 14.99.-euros).

11.01.2013

PANELLETS DE CALABAZA Y COCO, SIN AZÚCAR Y SIN HUEVO


La semana pasada cuando fui a ver la receta de panellets que hice el año pasado (podeis verlos AQUÍ) me di cuenta de que el año pasado por ahora estaba leyendo una novela de John Irving y en la entrada de la receta contaba que estábamos tranquilitos en casa, que estábamos disfrutando de una tarde de lectura, con un vinito, con los panellets... Y este año justo un día antes de ver la entrada me había comprado un par de novelas, una de ellas precisamente de John Irving! Me hizo gracia que justo por las mismas fechas me encontrara en el mismo punto, me pareció tan cíclico.


De nuevo este año hemos pasado el día en casa, tranquilos. Cocinando, descansando, arreglando armarios con la ropa de abrigo, leyendo... y degustando panellets. Hoy ha hecho muy buen tiempo, había un sol radiante, pero parece que uno tiene ganas ya de casa y de otros hábitos. 


Estos son unos de los panellets que he hecho esta semana. He hecho los tradicionales, siguiendo la receta de Carme Ruscalleda (los podéis ver AQUÍ) y he hecho estos de calabaza y coco, alternativos y muy muy ricos. Si os gusta el coco os encantarán, porque llevan una gran proporción y saben mucho a coco.
Los he hecho con el endulzante Dayelet Mazapanes, que es ideal para este tipo de preparaciones. Con este edulcorante, estudiado y pensado exclusivamente para la elaboración de mazapanes, turrones, etc, la textura de los panellets es idéntica a la de los que llevan azúcar.


Y es una verdadera gozada para los diabéticos, para los que no podemos tomar azúcar, e incluso para quien quiera reducir la ingesta de calorías, poder disfrutar tranquilamente de unos dulcecitos como el resto de los mortales. De todos modos sabed que siempre he sido partidaria de que quienes podeis tomar azúcar lo toméis, con moderación pero lo toméis, antes que tomar edulcorantes y endulzantes químicos que pueden ser perjudiciales para la salud a largo plazo. En mi caso es que no tengo otro remedio, y con lo golosa que soy pues no me queda otra que tener que recurrir a estas alternativas.
Estos panellets además no llevan huevo, así que es una receta también apta para todos aquellos que no pueden/desean tomar huevo.


PANELLETS DE CALABAZA Y COCO.
Ingredientes:
200g de coco rallado
200g de calabaza cocida (asada o al vapor, para que tenga el mínimo de agua)
100g de Dayelet Mazapanes / 100g de azúcar
125g de almendra molida
unas gotas de extracto de vainilla
una yema de huevo (para pintarlos, en caso de que podamos tomar huevo)

Preparación:
Amasar todos los ingredientes juntos (dejando algo de coco para rebozar después los panellets), formar una bola y dejar reposando en el frigorífico durante un mínimo de 30 minutos. Se trata de una masa blanda y húmeda, debido a la gran proporción de calabaza cocida que lleva.
Precalentar el horno a 180ºC y preparar una bandeja de horno con papel sulfurizado (para hornear).
Formar bolitas con la masa y rebozarlas con el coco restante. Colocarlas en la bandeja.
Pintarlas con la yema de huevo en caso de que podamos tomar huevo.
Hornear durante unos 20 minutos.


Volviendo a lo de los libros y las lecturas el año pasado por ahora estaba leyendo Hasta que te encuentre, de John Irving, uno de mis escritores favoritos, y justo este año me acabo de comprar su último libro, Personas como yo, y, viendo el último que ha publicado también Haruki Murakami, Los años de peregrinación del chico sin color, no pude evitar comprármelo también. Son mis dos escritores preferidos, ambos con un estilo inconfundible, creadores de unos universos muy característicos. Si se habla del "universo Murakami", hay que hablar también del "universo Irving". Me chiflan las historias largas, de vidas enteras, de Irving, siempre con raíces en Nueva Inglaterra y casi siempre con un viaje vital a Europa. Son novelas que no te dejan indiferente, como las de Murakami. Me gustan de este escritor japonés los tempos tan pausados, reflexivos, contemplativos, de sus personajes, su intimismo, su tratamiento del amor, de las relaciones humanas, de la muerte... Y esas descripciones tan acuradas cuando preparan comida o té! tan visuales!

En fin, me parece que os dejo, vuelvo a mi té, que se me enfría, y a mi lectura... (en la foto podréis ver con cuál de las dos novelas he empezado).



PANELLETS, RECETA DE CARME RUSCALLEDA (SIN AZÚCAR)

Este año me ha apetecido probar con la otra manera de hacer panellets, sin patata ni boniato, es decir, sin fécula. No es que no me gustaran los que hice el año pasado con boniato (podéis ver la receta AQUÍ), sino simplemente que quería probar la diferencia, que yo soy muy de probar y experimentar, me resulta muy estimulante.

Y ¿cuál ha sido el resultado? pues sinceramente todos están buenísimos, ahora mismo no os sabría decir cuales nos han gustado más... 
Existe la opinión de que la patata o el boniato suavizan el sabor y los hacen más esponjosos, pero también la opinión de que si se emplea cualquiera de estas féculas en su preparación es simplemente por cuestiones económicas, para abaratar su coste.
Sin duda alguna son unos dulces caros, debido a la gran cantidad de almendra que se necesita, pero nada que afortunadamente no nos podamos permitir en las pocas ocasiones que los preparamos. 


Este año de nuevo he preparado los tradicionales de piñones y de chocolate, y por supuesto sin azúcar, porque además este año quería probar con el edulcorante especial para mazapanes de Dayelet. 


Este producto me ha resultado ideal, la verdad es que los panellets tienen un sabor fantástico, apenas se nota que no llevan azúcar sino edulcorante, y la textura es idéntica, algo que suele ser un handicap cuando sustituimos el azúcar por algún edulcorante. Si queréis hacer mazapanes sin azúcar os recomiendo este producto, ¡os garantizo que salen!

PANELLETS (RECETA DE CARME RUSCALLEDA)

Ingredientes:
500g de almendra molida
350g de Dayelet Mazapanes / 350g de azúcar (si los queréis hacer normales)
150ml de agua
1 clara de huevo
1 yema de huevo
Para los de piñones: 200g de piñones
Para los de chocolate: 50g de cacao puro en polvo 

Preparación:
Ponemos el agua y el azúcar en un cazo a hervir. Cuando el azúcar esté disuelto del todo añadimos la almendra el polvo, removemos durante unos minutos y reservamos. Dejamos enfriar.
Incorporamos la clara de huevo, mezclamos bien.
Dividimos la masa en dos y a una de ellas le incorporamos, amasando, el cacao en polvo.
Dejamos reposando en la nevera durante un mínimo de 2 horas, preferiblemente toda la noche o incluso 24 horas.
Precalentamos el horno a 200ºC y preparamos una bandeja de horno con papel sulfurizado (papel de hornear). 
Con la masa de cacao vamos formando bolitas y las aplanamos ligeramente con el pulgar. Las colocamos en la bandeja de horno.
Con la otra masa formamos también bolitas y las cubrimos de piñones. Como la masa es bastante pegajosa los piñones quedarán adheridos bastante fácilmente.
Mezclamos en un vasito la yema de huevo y unas gotas de agua y pintamos los panellets de piñones.
Horneamos durante unos 6-7 minutos, hasta que se doren levemente. No interesa dejarlos más tiempos porque queremos que queden tiernos por dentro.

Aparte de estos panellets he hecho también unos innovadores, de calabaza y coco. La entrada y la receta las tenéis AQUÍ

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails