2.26.2015

SE NOS VA FEBRERO. ÚLTIMA SEMANA DE REBAJAS COSAS CON ENCANTO Y DESCUENTO KIEHLS!


Se nos va febrero, es cuestión de días. Y no sé por qué razón este año no tengo ganas de que termine el invierno. Bueno, sí, creo que sí que sé la razón. No quiero que se termine el invierno porque llegará la primavera y con ella una vorágine de trabajo. Pasarán las semanas más que volando, llegarán los días largos (los cuales me encantan, eso sí, ojo!), llegará el verano, los viajes a Inglaterra (que también me encantan), y cuando venga a darme cuenta y ser consciente del tiempo... uf! un puñado de meses habrán volado. Será septiembre de nuevo, quedará nada para finalizar el año y... ¡no quiero! es que los años están pasando demasiado rápido últimamente. ¿Tenéis la misma sensación?
Por favor, esto es un horror...

 (foto via pinterest)

En fin, lo que quiero comunicaros en este post hoy es que estamos en la última semana de rebajas de Cosas con Encanto, que se terminan este próximo domingo 1 de marzo, y que os quedan ya poquitos días para aprovechar y llevaros esos platos de metal, esas tazas de GreenGate, ese mantel estampado tan bonito, ese plato de tarta, esa cucharita mona para las fotos de postres, esos washi tape que sirven para cualquier roto o descosido... en fin, todas esas cositas a las que les teneis echado el ojo.



Os habéis fijado en el juego que pueden dar los platos de metal? Como bajoplato quedan geniales, en fotos gastronómicas son un acierto, y se les puede dar uso como bandejita para velas, para macetas, e incluso para poner productos cosméticos en el baño quedan ideales. Yo lo he hecho así y me he puesto todos los productos de Kiehl's que uso a diario ordenaditos junto al lavabo. 


¡A mí me gusta cómo ha quedado!

La cosmética Kiehl's la conocí hace poco más de un año gracias a una amiga blogger. Llevaba un tiempo muy perezosa con lo que son los cuidados de la piel y en un viaje a Andorra me dije ahora es el momento, y me metí en su fabulosa tienda de la avenida. Me dejé asesorar largo y tendido y me compré todo un kit de tratamiento personalizado: limpiadora, hidratante, serum, contorno... con todo el propósito de llevarlo acabo y dejar atrás mi pereza.
De esto hace justo 14 meses, y sí, lo conseguí, os puedo prometer que no he dejado de usar mis productos ni un solo día (mañana y noche), que me han funcionado y he notado muchos cambios y beneficios. Son puro placer de utilizar. Estoy super encantada con todos los productos Kiehls que he probado y usado y os los recomiendo, y encima os traigo un descuento del 15% para que empeceis a probarlos o si ya los conoceis os beneficieis en vuestras próximas compras.




¡¡¡¡Aprovechad lo poquito que queda de febrero y de rebajas!!!! Yo por mí... que tuviera un par de semanas mes este mes de febrero!!

2.15.2015

TARTA DE QUESO estilo NUEVA YORK (NEW YORK CHEESECAKE), CON Y SIN AZÚCAR. RECETA DE DONNA HAY



Recetas de tarta de queso inundan la red y se pueden encontrar en cualquier libro de repostería, ¿quién no ha hecho nunca una tarta de queso?
Una tarta de queso es de lo más versátil en repostería. A mí una de las versiones que me encantan es la tarta de queso japonesa, y por supueso esta de hoy, la tarta de queso estilo Nueva York, con el toque ácido de la nata agria en la capa superior. Y la receta que llevo haciendo desde hace ya muchos años y que me parece la más rica y acertada es la de Donna Hay. 


El primer libro de Donna Hay que entró en mi casa fue La Nueva Cocina, en febrero de 2000, hace justo 15 años ahora. Por entonces nadie conocía a Donna Hay aún, y hoy en día es todo un icono en el mundo de la gastronomía por haber revolucionado la fotografía culinaria con sus estilismos blancos y minimalistas, por haber publicado ya un montón de libros, llevar una revista y programas de cocina. 
Ciertamente, para mí así lo fue, hay un antes y un después de Donna Hay. Con ella aprendí a combinar ingredientes insospechados, a servir los platos con gracia... y sobretodo fue una llamita que encendió mi pasión por la cocina.

Y esta tarta de queso de su libro La nueva Cocina la he hecho tantas y tantas veces...




TARTA DE QUESO estilo NUEVA YORK

Ingredientes
Para la base:
125 g de galletas molidas
125 g de almendras picadas (se puede poner cualquier otro fruto seco picado)
125 g de mantequilla a temperatura ambiente

Para el relleno:
250 g de queso crema a temperatura ambiente
250 g de requesón a temperatura ambiente
3 huevos
140g azúcar (o 100g de sirope de agave)
240ml de crema agria
1 cucharada de ralladura de limón
3 cucharadas de zumo de limón
1 cucharada de maízena mezclada con 1 cucharada de agua
250 gr de frambuesas

Preparación:
Precalentar el horno a 150C.
Mezclar bien con los dedos las galletas trituradas o molidas con las almendras y la mantequilla.
Forrar con la mezcla resultante la base de un molde de 20 cm desmontable y refrigerar.
Batir el queso crema con el requesón.
Añadir los huevos y el azúcar (o sirope de agave) y seguir batiendo.
Añadir la crema agria, la ralladura y el zumo de limón, y la maizena con el agua y seguir batiendo.
Verter la mezcla en el molde, sobre la base de galletas.
Hornear durante unos 40 minutos o hasta que el queso se vea cuajado.
Apagar el horno, abrir la puerta y dejar que la tarta se vaya enfriando antes de sacarla.
Una vez fría llevar al frigorífico durante unas horas, mejor si es de un día para otro.



2.08.2015

BIZCO-GALLETAS DE NARANJA Y CHOCOLATE, SIN AZÚCAR Y SIN MANTEQUILLA




Hace tiempo que ya no tengo esa obsesión tan exagerada por ver recetas de cocina a todas horas. En serio, eso no era normal, y de momento está bajo control. Durante la obsesión yo creo que hice tal acumulación de recetas marcadas/para hacer, que llegué a la saturación, y ahora mismo es que creo que sería imposible seguir mirando libros y marcando páginas porque están todas marcadas ya. Cuando me da por una cosa no tengo medida. Debo tener como 2000 post-it pegados por páginas y páginas de libros de cocina. En la vida entera me va a dar tiempo a hacer todo lo que voy marcando como "pendiente".
Y por eso mismo me repito que podríamos pasar toda una vida haciendo una receta diferente al día.



Estas "pastas" las vi en un libro de repostería llamado así, "Repostería", de la editorial NGV, y hace años creo yo que llevaban un post-it pegado. Ayer se lo quité. 
El libro las llama "pastas inglesas", y llevan ralladura y zumo de limón, pero yo tenía ganitas de hacer algo de temporada y pensé que con naranja estarían deliciosas.
Me sorprendía que la receta llevara 4 huevos entre los ingredientes, demasiados huevos para una masa de galletas, pero así lo indicaba el libro. Además no llevaban  mantequilla ni aceite y la cantidad de harina era moderada. Estaba impaciente por ver la textura que tendrían.
Lo que más me cautivó de la receta fue esa media cobertura de chocolate. Cualquier cosa con chocolate me pierde.  Cuando estoy delante de un libro con el bloc de post-it en la mano toda aquella receta que lleve chocolate consigue que le pegue uno sin vacilaciones. Qué vicio, por favor, no puedo vivir ni un solo día sin él.


La elaboración es sencilla y bastante rápida. Y las "pastas" tienen una textura de bizcochito que no me permite llamarlas galletas sin más. Se trata de bizcochitos redonditos, planitos, tiernos y con una cobertura de chocolate negro que resulta crujiente al morder.
Han volado.


BIZCO-GALLETAS DE NARANJA Y CHOCOLATE, SIN AZÚCAR Y SIN MANTEQUILLA

Ingredientes (para unas 30 unidades):
4 huevos
100g de Dayelet Galletas o 100g de azúcar
1 pizca de sal
1 naranja grande
75g de maizena
75g de harina
200g de chocolate negro 70% Dayelet o 200g de chocolate negro
50g de mantequilla

Preparación:
Precalentar el horno a 200ºC y preparar dos bandejas de horno con papel sulfurizado.
Rallar la piel de la naranja y exprimir el jugo.
Separar las yemas de las claras.
Batir las yemas con el edulcorante o azúcar hasta que espumeen.
Añadir el zumo y la ralladura de naranja y seguir batiendo.
Añadir las harinas y batir.
Montar las claras a punto de nieve e incorporarlas a la masa con una espátula de silicona y con movimientos envolventes.
Verter cucharadas de masa sobre una de las bandejas de horno y hornear durante unos 10 minutos, hasta que se vean doraditas.
Mientras se hornea la primera bandeja vamos vertiendo más cucharadas de masa sobre la segunda bandeja.
Sacamos la primera bandeja del horno y metemos la segunda.
Dejamos enfríar las galletas antes de darles el baño de chocolate.
Derretimos en un cazo al baño maría el chocolate y la mantequilla.
Sumergimos las bizco-galletas hasta la mitad y las vamos dejando sobre una rejilla para que el chocolate se enfríe y se endurezca.


Esta mañana he tenido un asistente de fotografía en la sesión, que se lo ha pasado de lo lindo preparando la siguiente secuencia de fotos en las que una galleta va desapareciendo bocado a bocado...


2.02.2015

BRITTLE DE CHOCOLATE NEGRO Y CARAMELO CON FRUTOS SECOS Y SAL MALDÓN, RECETA SIN AZÚCAR AÑADIDO. CON PASO A PASO.



Con el tiempo que hace que no publico ni me asomo por el blog ya me vale traeros una receta de las buenas, ¡ya me vale compensaros! Y eso es lo que voy a hacer, hoy vengo con una receta de las buenas buenas, pero de las buenas de verdad. Esto es todo un recetón, y además es perfecta para inaugurar este mes de febrero tan frío que acabamos de empezar. A mí no me gusta el frío, ya os lo he dicho en muchas ocasiones, pero la verdad es que como todas las cosas, tiene su encanto. Y ya que tenemos que pasar por él, pues ¿qué mejor que verle la cara positiva y disfrutarlo?
Cuando acaba el verano y empiezan los primeros fríos no me gusta nada, me resisto al calor y a la vida fácil con ropa ligera, me asusta el frío y todo lo que conlleva. Sin embargo, habiendo dejado bien atrás ya los días de calores y mangas cortas, yo ahora mismo me noto bien ubicada en el invierno. Estoy disfrutando de pleno de los días cortos (aunque ya empieza a notarse cómo alargan...), de los calditos y las cenas de cuchara, de los suéters de lana, de los calcetines gruesos, de los chocolates calentitos, del confort del sofá y la manta cuando afuera llueve y sopla un viento huracanado... Vaya, que ahora mismo no envidio en absoluto una tarde de bikini y piscina, por mucho que me guste el verano, jeje!


Y este brittle crujiente, dulce y salado a la vez, es espectacular para estos fríos. He intentado traducir ese "brittle" y, lo siento, pero no sé cómo hacerlo. "Brittle" significa en español "quebradizo", "frágil", y en repostería se usa para referirse a esta preparación que combina capas de galleta/caramelo/chocolate, y suele rematarse con un espolvoreado de frutos secos picados. No es nada difícil de encontrar en países anglosajones pero nunca lo he visto por aquí, ni siquiera en blogs en español.
La versión que yo he preparado lleva una capa de caramelo y otra de chocolate sobre una base de galleta salada, con un topping de frutos secos picados y sal maldon.
Esto lo probé por primera vez en Londres, en uno de los establecimientos de Ottolenghi, y la explosión de sabores me resultó tan alucinante que necesitaba probar a prepararlo en casa, y a ser posible sin azúcar. Lo busqué en todos sus libros sin suerte, y finalmente a través de google estuve investigando y comparando recetas de varios blogs hasta dar con la versión perfecta y definitiva.


Os aseguro que es adictivo. Tenéis que probar a prepararlo. Y prepararos para no poder parar de comer pedacitos...

BRITTLE DE CHOCOLATE NEGRO Y CARAMELO CON FRUTOS SECOS Y SAL MALDÓN
, receta sin azúcar
(receta con fotos paso a paso)

Ingredientes:
dos paquetes de galletitas cracker saladas (yo usé Tuc)
150g de mantequilla
150g de Dayelet Jarabes
250g de chocolate negro 50% Dayelet
150g de frutos secos tostados y salados, troceados (cacahuetes, anacardos, almendras...)

Preparación:
Cubrimos una bandeja de horno con papel sulfurizado y disponemos toda una capa de galletitas saladas, sin dejar espacio entre ellas.
Precalentamos el horno a 180ºC.
Preparamos el caramelo derritiendo en un cazo al fuego la mantequilla con el azúcar, sin dejar de remover, durante unos 5 minutos, hasta que la mezcla se separe del fondo del cazo y tenga un ligero todo acaramelado. Es importante retirarlo del fuego llegado este punto, si lo dejamos más tiempo al fuego se nos oscurecería y endurecería.


Vertemos el caramelo sobre la capa de galletas saladas, cubriendo uniformemente.
Horneamos durante unos 10 minutos.
Retiramos del horno y vertemos las gotas de chocolate por encima. Dejamos un par de minutos para que con el calor del caramelo las gotas se derritan.


Con ayuda de una espátula esparcimos el chocolate por toda la superficie.
Espolvoreamos con los frutos secos y finalmente con la sal.
Dejamos enfríar y una vez frío lo ponemos en la nevera a reposar.


Una vez bien frío y cortado en porciones también lo podemos congelar.

Se puede servir a temperatura ambiente o bien directo de la nevera o congelador, si queremos que tenga una textura más crujiente aún.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails