11.25.2010

PASTEL INVERTIDO DE PIÑA. PROPUESTA DULCE NOVIEMBRE WHOLE KITCHEN

Whole kitchen en su Propuesta Dulce para el mes de Noviembre nos invita a preparar todo un Pastel Invertido


Esta vez receta dulce con azúcar, nada de siropes de agave ni edulcorantes varios, toca azúcar. Después de la última experiencia intentando hacer sin azúcar la receta dulce de Whole Kitchen, los biscotti, no quise arriesgar y me decidí por hacer la receta al pie de la letra. Aproveché que venían invitados a comer, hace un par de domingos (os acordais que os comentaba que no sabía qué hacer?) e hice la receta dulce de este mes de noviembre.
No sé cómo hubiera salido con sirope de agave, lo único que sé es que así estaba de escándalo.
La verdad es que es un pastel que a mi parecer no resulta muy tentador, no resulta nada extraordinario, sin embargo la textura y el sabor son fantásticos. Esa cobertura crujiente que queda arriba, azucarada, con la piña, y ese bizcocho tierno, esponjoso, de abajo, combinan de manera espectacular y es un pastel buenísimo.



PASTEL INVERTIDO DE PIÑA.
INGREDIENTES (Para un molde de unos 23 cm):

Para el topping o cubierta:
60 gr. de mantequilla
80 gr. de azúcar blanco
80 gr. de azúcar morena
550 gr. de piña en almibar *
cerezas en almíbar para decorar (yo no las puse)

Para el bizcocho:
195 gr. de harina de repostería
2 cdtas. de levadura en polvo
1/4 cdta. de sal
120 gr. de mantequilla
200 gr. de azúcar
1 cdta. de extracto de vainilla
2 huevos
120 ml. de leche

* Hay que secarla muy bien y retirar el máximo posible de líquido, para que no humedezca el pastel en exceso.

PREPARACIÓN:
Precalentar el horno a 180º C.
Colocamos los dos tipos de azúcar y la mantequilla en una cacerola pequeña y lo cocinamos a fuego medio durante hasta que todo se haya disuelto y adquiera una textura homogénea. Seguidamente lo dejamos cocer un poco más hasta que veamos que el azúcar empieza a caramelizar, unos minutos.
Seguidamente retiramos del fuego y lo vertimos sobre el molde que vayamos a utilizar, el cual previamente habremos engrasado, colocamos encima los trozos de piña y las cerezas en el centro, o cualquier otra fruta que vayamos a utilizar, y reservamos.
En el bol de nuestra batidora eléctrica batimos la mantequilla y el azúcar hasta que nos quede esponjosa y suave, una vez obtenida esta consistencia añadimos el extracto de vainilla y seguimos batiendo, continuamos añadiendo las yemas de los huevos de una en una, batiendo bien después de cada adicción.
Mezclamos la harina, la levadura y la sal y la añadimos a la masa anterior, en tres veces, alternándola con la leche y batimos hasta incorporar todos los ingredientes.
En otro bol, batimos nuestras claras hasta montarlas y obtener una textura de pico firme.
Incorporamos las claras montadas a la masa, lo haremos en dos veces, y con la ayuda de una espátula la vamos integrando pero con cuidado de no batirlo en exceso.
Vertimos nuestra masa sobre el molde, alisamos la parte superior y la horneamos durante 50 minutos aproximadamente, o hasta que pinchemos nuestro pastel y veamos que nuestro palito sale limpio.
Una vez tengamos nuestro pastel horneado, lo sacamos del horno y lo dejamos enfriar dentro del molde, unos 10 minutos. Seguidamente lo desmoldamos y lo dejamos enfriar por completo.

De nuevo lo siento por las fotos, llevo una racha que entre que anochece temprano, estoy sin cámara y voy a merced de los demás e historias varias... no hay manera de que haga una foto decente!!!!


13 comentarios:

  1. mmm se ve muy apetecible! A mi es que los pasteles con fruta me gustan mucho, aunque no se porque nunca me he atrevido con ellos. Este con piña seguro que está riquísimo.

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Pues estoy de acuerdo!, para mi era muy poco atractivo, sin embargo...me ha entusiasmado!!.
    Seguro que repetire, pero si no hubiese sido por que lo tenía que hacer osi, o si...nunca lo hubiese hecho!!
    Que cosas!!!
    Besos preciosa!!!

    ResponderEliminar
  3. Otra propuesta más que interesante del Whole, la cual has bordado. Un pastel de lo más seductor y tentador. Como siempre un 10.

    Besos.

    ResponderEliminar
  4. tienes toda la razón, la verdad es que, cuando vi la receta, me dio un poco de pereza, porque no le vi mucho la gracia pero me ha sorprendido muchísimo, es todo un descubrimiento para mí.Por cierto, te ha quedado impecable!
    besos

    ResponderEliminar
  5. Rosanna estos pasteles con fruta son deliciosos el de piña está buenísimo, me gustan mucho las propuestas que os ponen.
    Besos

    ResponderEliminar
  6. Mira, uno de mis postres preferidos que hace mucho que no hago.
    Ideas, ideas, ideas :-)

    ResponderEliminar
  7. Te ha quedado genial, ¿no?

    Por cierto, son preciosos los botes de cristal...

    Un besito!

    ResponderEliminar
  8. No sé como dices que no lo ves apetecible... yo que soy más de salado que de dulce y no muy de piña, me lo comería ahora mismo.
    Vaya te aseguro que en estas fiestas CAE, lo haré antes para ensayar porque llevo tiempo sin practicar y puede que la....
    Gracias.

    ResponderEliminar
  9. Tiene un aspecto muy muy jugoso...
    muchos besos

    ResponderEliminar
  10. I think this looks gorgeous. The sweet pinapple in the crunchy topping would be a hit with me.
    Thanks for stopping by my blog. Sorry that you too have diabetes.

    ResponderEliminar
  11. Pues a mi si me parece atractivo, será que la piña me gusta mucho, otro más a la lista. Gracias, no sabes lo que tiro de tu web cuando tengo que innovar algo.

    ResponderEliminar

Los comentarios son siempre recibidos con gran alegría. Deja tus palabras y sabré que has estado aquí. Te agradezco enormemente la visita y me llena de satisfacción que dediques unos minutos a dejarme constancia de ella.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails