8.27.2014

ESCALIBADA


En verano comemos mucha berenjena y mucho tomate, de cosecha propia. Aquí cerquita de la playa, en la huerta valenciana, tenemos una tierra muy fértil y especial para este tipo de verduras, y consecuentemente son muchas las recetas autóctonas con ellas.
A lo largo de los últimos veranos he ido publicando muchas recetas de origen diverso con berenjenas:
-Berenjenas con salsa de buttermilk, de Ottolenghi EXCEPCIONALES!
-Berenjenas con salsa de yogur al azafrán SUPER RICAS.
-Babbaganoush (paté de berenjena) ESTA RECETA NO OS LA PODEIS PERDER!!!!!
-Sartén de berenjena con sardinillas en tomate  ME RECHIFLA
-Tarta tatin de berenjena y sobrasada  ESTA TARTA ESTÁ DE VICIO
-Moussaka griega  y moussaka a mí manera, TODO UN CLÁSICO
Sin embargo no había publicado nunca la receta de ese plato tan socorrido y fresquito para el verano: la escalibada. Es algo que me encanta tener en la nevera para una cena ligera, para comer con una rica tostadita de pan, con una base de hojaldre, con un filete de pechuga de pollo... Es una receta que sabe mucho a verano.


La receta consiste en simplemente hornear las verduras: pimiento, tomate, cebolla y berenjena. Y luego cortar en tiras y aderezar un buen aceite de oliva virgen extra, sal, ajo y hierbas al gusto.
Y yo desde que recibí la olla de silicona de Lekué como que me parece más fácil y cómodo preparar una escalibada. Tanto al horno como al microondas es tan fácil como lavar las verduras, meterlas en el recipiente y cocer/hornear el tiempo requerido. Las verduras quedan excelentes y es una manera muy limpia de cocinarlas.



ESCALIBADA 

Ingredientes:
1 tomate grande maduro
1 cebolla grande
1 pimiento grande
1 berenjena grande
1 diente de ajo

Preparación:
Lavamos bien las verduras y las ponemos al horno precalentado a 200ºC durante una hora y media.
Si utilizamos el recipiente de silicona de Lekué el tiempo de cocción se reduce considerablemente a menos de una hora, porque las verduras se cuecen en su propio jugo y vapor.
Una vez tiernas las sacamos del horno y las dejamos enfriar un poco para poder pelarlas y cortarlas a tiras finas.
Pelamos y rallamos el diente de ajo. También podemos picarlo o pasarlo por un prensador de ajos. Y lo añadimos al aceite de oliva virgen con el que vamos a aderezar la escalibada. Lo dejamos reposar un ratito para que el aceite coja sabor.
Una vez frías las verduras las regamos con el aceite y espolvoreamos con abundante sal y hierbas al gusto (orégano, tomillo, romero...)



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Los comentarios son siempre recibidos con gran alegría. Deja tus palabras y sabré que has estado aquí. Te agradezco enormemente la visita y me llena de satisfacción que dediques unos minutos a dejarme constancia de ella.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails