3.29.2015

MUFFINS DE TÉ INDIAN CHAI

De repente, hoy, la tarde será más larga, anochecerá considerablemente más tarde que ayer, y habremos dejado atrás el invierno y la oscuridad, los días cortos y fríos, una vez más. ¿No es algo frenético todo esto?



Esta semana estuve horneando estos muffins de té Indian Chai, aromáticos, especiados, tiernos... realmente exquisitos. Perfectos para desayunar con un té, o para merendar. Están deliciosos.


Los hice con un té que nos venía en la degustabox de febrero. Un té de la marca Pompadour, con especias exóticas. Siempre había visto todos esos bizcochos de té matcha, u otro tipo de té, pero nunca había probado a hacer ninguno. Y estos sobrecitos de Pompadour me parecieron ideales para probar.
Además con estas cápsulas de cartón de GreenGate quedaron absolutamente divinos (las cápsulas las podeis encontrar en Cosas con Encanto, AQUÍ).


MUFFINS DE TÉ INDIAN CHAI

Ingredientes (para 12 muffins):
220ml de té Indian Chai
200g de harina
1 cucharadita de levadura
1 cucharadita de bicarbonato sódico
1 pizca de sal
150g de Dayelet Bizcochos o 150g de azúcar
55g de mantequilla fría
1 huevo grande batido
2 cucharadas de sirope de agave o miel

Preparación:
Precalentar el horno a 180ºC.
Mezclar en un cuenco los ingredientes secos: la harina, la levadura, el bicarbonato, la sal y el edulcorante o azúcar. Añadir la mantequilla fría cortada en cubitos y trabajarlo con las manos hasta conseguir una textura de pan rallado.
Añadir el huevo, el té y el sirope de ágave o miel e integrar removiendo con una espátula, hasta que quede homogéneo.
Repartir la masa en los moldecitos o molde (previamente engrasado) y hornear durante unos 30 minutos, comprobando antes con un palillo de que sale limpio y no están crudos por dentro.


En casa seguimos recibiendo la degustabox cada mes, ¿aún no lo has probado? Tienes que hacerlo! es super emocionante en el momento que llega correr a abrirla y ver las sorpresas que contiene ese mes, siempre productos originales y novedosos. Aquí estamos enganchados!!!!
Si quieres probar te dejo el código M46GB para que disfrutes de un descuento y tu primera caja te cueste 9,99€ en vez de 14,99€  (gastos de envío incluido).

3.15.2015

MENU COMPLETO: ENSALADA CON FRUTOS ROJOS, CORONATION CHICKEN Y CRUMBLE DE MANGO Y MELOCOTÓN






Hace unos meses tuve una visita muy especial: Angela, de Cocina con Angi, y Neus, de Rosa Ballerina, grandes amigas bloggers que han llegado a mi vida en estos 5 años de blog. 
Nos hacía mucha ilusión meternos las tres en la cocina, preparar la comida compartiendo unas copas de vino, intercambiando cacharros, charlando, con música de fondo; y luego sentarnos a comer y hacer la sobremesa tan larga como se terciara (que finalmente fue hasta las 8 de la tarde).
Qué día tan bonito pasamos.

Para delimitar un poco las opciones decidimos que inspiraríamos el menú en la gastronomía británica. Y, como no, para empezar, lo hicimos con un Pimm's bien frío. El Pimm's es un aperitivo muy popular en Gran Bretaña desde 1920, todo un clásico en eventos sociales y deportivos como Wimbledon, las carreras de Ascot... Se trata de una bebida a base de ginebra que se combina con limonada (gaseosa con sabor a limón, por ejemplo Sprite) y se sirve con mucho hielo y frutos rojos, pepino y unas hojas de hierbabuena.


De primero preparamos una ENSALADA CON FRUTOS ROJO Y QUESO DE CABRA:
1 bolsa de brotes tiernos
arándanos, frambuesas y grosellas
un rulo de queso de cabra a rodajas
vinagreta para aderezar



De segundo comimos el pollo CORONATION CHICKEN (pollo de la coronación) de Angi. Suave, sabroso, jugoso...
Se trata de una receta que se remonta al año 1953, cuando fue coronada la reina de Inglaterra Isabel II. El plato surgió con la idea de que fuera el almuerzo de toda la población mientras seguían la celebración de la coronación retransmitida por televisión. Un plato de fácil elaboración, económico, que pudiera ser "popular" entre los británicos en tiempos de post-guerra.
Se sirve con arroz blanco, en muchos restaurantes lo he visto servido en wraps, y en la receta de Angi lo vereis en forma de sandwich. Es habitual tomarlo acompañado de hidratos de carbono para que constituya un plato más completo.
La receta la tenéis AQUÍ.






Como postre preparamos un CRUMBLE DE MANGO Y MELOCOTÓN, un postre a base de fruta, ligero, pero exquisito con esa capa crujiente que le da el nombre de crumble. Los crumbles son muy tradicionales en Gran Bretaña, se pueden hacer con cualquier fruta y servidos con helado son una verdadera delicia. Ahora que estamos en temporada de fresas se pueden preparar unos exquisitos crumbles de fresas. Los ingredientes y la elaboración es la misma, solo cambia la fruta.



CRUMBLE DE MANGO Y MELOCOTÓN
Ingredientes (para 4 raciones):
1 mango maduro
2 melocotones maduros
2 cucharadas de zumo de limón
6 cucharadas de azúcar (o 4 cucharadas de tagatosa  o 4 de sirope de ágave)
4 cucharadas de harina
para la cobertura:
100g de mantequilla
125g de harina
50g de avellanas/nueces picados
50g de copos de avena
30g de azúcar (o 20g de tagatosa)

Preparación:
Pelamos y cortamos en cuadraditos el mango y los melocotones.
Los ponemos en un bowl grande con el zumo de limón, el azúcar o endulzante y la harina. Y lo dejamos macerar mínimo media hora.
Preparamos la cobertura cortando la mantequilla fría en cubitos. La ponemos en un bowl grande junto con la harina y mezclamos con los dedos. Conseguiremos una textura como de "migas".
Añadimos los frutos secos, los copos de avena y el azúcar o endulzante. Integramos también con los dedos y reservamos.
Precalentamos el horno a 180ºC.
Ponemos la fruta en una fuente apta para el horno. Cubrimos toda la fruta con la mezcla de la cobertura y horneamos durante unos 30 minutos.
Cuando lo saquemos la cobertura estará dorada y crujiente.
Servimos caliente o tibio, opcionalmente servido con helado.




3.09.2015

ARROZ AL HORNO



Aquí en Valencia el arroz al horno es un plato de cuchara tradicional, muy habitual y recurrido. Recuerdo comerlo toda mi vida. Para mí es, como dicen los angloparlantes, comfort food, una comida que me recomforta, que me satisface, que me sabe a "casa". Y donde haya un arroz al horno, que se quiten todas las paellas y todos los arroces, es mi plato de arroz favorito.


Tradicionalmente se prepara con los restos del cocido, así se aprovechan el caldo sobrante y los restos de patata, garbanzos... Pero se puede preparar partiendo de cero. Bueno, ¡¡¡de cero no!!!! Necesitamos un buen caldo de carne/cocido/pollo, porque eso es lo que da el sabor al arroz. El caldo junto con el ajo y la morcilla son los que les dan ese sabor tan característico del arroz al horno.
Se prepara sofriendo todos los ingredientes, incluido el arroz, y luego se cubre con el caldo y se lleva al horno. Y entonces la casa entera se inunda de un aroma muy particular.


Lo mejor es cocinarlo en cazuela de barro, pero si no teneis cualquier cazuela o fuente apta para el horno os puede servir.


ARROZ AL HORNO (receta para 4 comensales)

Ingredientes:
400g de arroz redondo
800g de caldo (de cocido/carne/ave)
1 cabeza de ajo y unos 3 o 4 dientes de ajo sueltos
1 tomate
400g de costilla de cerdo troceada
200g de garbanzos cocidos
2 morcillas
2 longanizas
2 o 3 lonchas de panceta
1 patata
pimentón rojo de la Vera
colorante alimentario
aceite y sal

Preparación:
Precalentamos el horno a 220ºC.
Ponemos el caldo a calentar. Le ponemos una pizca de colorante alimentario para que sea amarillo.
Pelamos la patata y la cortamos a rodajas.
Si tenemos fuego a gas sofreímos directamente todos los ingredientes en la misma cazuela de barro que luego llevaremos al horno, sino usaremos una sartén grande.
Empezamos sofriendo las lonchas de panceta cortadas en dos o tres trozos y con poco aceite (ellas soltarán bastante), junto a los dientes de ajo pelados y con un cortecito en la pulpa. 
Doramos la panceta a fuego fuerte (después se terminarán de cocinar en el horno) y reservamos.
Sofreímos las costillas en el aceite de la panceta. Reservamos.
Sofreímos brevemente las longanizas y morcillas y también reservamos junto con la carne.
Freímos las rodajas de patata y reservamos.
Finalmente sofreímos el arroz junto a los garbanzos, con una buena pizca de pimentón de la vera.
Y marcamos el tomate partido por la mitad.
Repartimos todos los ingredientes sofritos en la fuente o cazuela y vertemos el caldo. Vigilamos que los ingredientes sigan uniformemente repartidos por toda la fuente o cazuela.
Horneamos unos 20 minutos o hasta que veamos que el arroz ha absorbido todo el caldo y está ya seco y cocinado.
Apagamos el horno y dejamos reposar unos 5 minutos. Dependiendo de la prisa que tengamos podemos sacarlo para que repose ya fuera del horno y se vaya enfriando un poco. Pero estos 5 minutos de reposo son fundamentales para que se cojan bien los sabores.
Servimos.



LinkWithin

Related Posts with Thumbnails