12.02.2011

GALLETAS DE PARMESANO.


¿A quién no le gustan unas galletas saladas, crujientes, con sabor a parmesano? Confieso, y seguramente ya lo sabeis, que no me gusta el queso. Mi historia con el queso es de toda la vida... nunca he podido comerlo, no me gusta, ¡no puedo!, es un sabor que me supera. Lo he intentado, he pretendido engañarme a mí misma... pero no ha funcionado ninguna de todas las veces. Ya de pequeña lo intentaba, y siempre fallidamente. Recuerdo la rabia que me daba que no me gustara el queso cuando veía a otros niños comer esos triángulos blancos de "caserío", cuando comían "mini babybel", cuando comían cualquier porción de queso en el bocadillo... y yo por qué no????? Intentaba meterme un trocito en la boca y aquello sencillamente me repugnaba, me daban arcadas, fuese la variedad de queso que fuese. Y ¿sabeis lo que hacía para "comer queso"? Le pedía a mi madre huevos hervidos, me comía la yema y la clara la cortaba en láminas de manera que aparentaran ser rodajitas de queso. Ahora es que lo recuerdo y me parto. Una historia de amor-odio la mía con el queso.
Sin embargo luego con el tiempo fui tolerando los quesos fundidos: en pizzas, en sandwiches calientes, en gratinados... Mmmmm, qué rica la mozarella en la pizza, qué rico el emmental gratinado...
Pero sigo siendo incapaz de tragar un trocito de queso normal.
Sin embargo, y gracias a ese paladar que uno va haciendo cuando le apasiona la cocina y la gastronomía, parece que el proceso sigue en marcha. Hace un par de meses que me voy atreviendo con el requesón (regado con un hilito de sirope de agave está ideal) y con el queso fresco (a la planxa, todavía no crudo), y estoy muy feliz... Ah!!!! y con el queso fresco batido que venden en Mercadona! Está exquisito endulzado con sirope de ágave. Lo tomo como postre muchas veces, en lugar de yogur. A veces simplemente natural con sirope, otras veces lo trituro con unas frambuesas... y ¡sabe a petit-suisse total!
Soy una persona de estar continuamente probando sabores nuevos, otras gastronomías, combinaciones de sabores, ingredientes no habituales... y lógicamente un paladar que se abre a otros sabores debería hacer cabida también al queso, ¿no creeis? ¡tengo que conseguirlo!



La receta de estas galletas es diferente a la de las galletas de queso que publiqué AQUÍ. Las dos están riquísimas, pero estas últimas, por la gran proporción de queso, y por ser parmesano, tienen un sabor más pronunciado y salado, y gustan muchísimo a todos aquellos que las prueban.
El paquetito de la foto es el que envié a la destinataria de mi regalo en el juego del AIG2011, Monica, del blog Recetas de Mon. Teneis que visitarlo y ver qué recetas más ricas y qué fotos tan buenas hace.
A Mónica le gustaron tanto que me pidió la receta. ¡Y aquí la tiene!

GALLETAS DE PARMESANO
(receta de Carlos Valencia)

Ingredientes:

250 gr de harina
175g gr de mantequilla
250 gr Parmesano rallado
Sal y pimienta.

Preparación:
Fundir la mantequilla y mezclar con el queso rayado. A continuación añadir la harina, la sal y la pimienta y amasar suavemente.

Estirar la masa dejándola de un grosor uniforme, de 1 cm aproximadamente. Cortar con cortapastas y hornear unos 10 minutos o hasta que se vean ya doraditas.




Y hablando de cortapastas... que si no teneis no pasa nada porque podeis cortar las galletas con la boca de un vaso, de un tapón ancho... con lo que sea... fijaros en las cajas metálicas tan bonitas de Green Gate que han llegado a La Tienda de Cosas con Encanto, con 3 cortadores metálicos dentro. Un regalito divino para estas navidades. Podeis ver las características, el precio (9.90.-euros) y comprarlo AQUÍ.

21 comentarios:

  1. ummmm peroque ricas, me llevo la receta que yo también voy a probarlas!!!
    bsts. maite

    ResponderEliminar
  2. Cada año me digo que participaré en el AIG.. pues bien, el proximo año sí lo haré, y sobornaré a quien sea para que me adjudique a ti! Juas-juas-juas!!!
    Me encantan las galletas saladas, y esta presentación de regalo la encuentro preciosa!
    Un fuerte abrazo, Rosanna!
    Por cierto, ya me enteré que finalmente te quedaste con la tienda, me alegro un montón, y me pasaré para hacer mi lista de deseos para Reyes!
    Besos,
    Mglòria

    ResponderEliminar
  3. mmm...tienen k estar ríquisimas. Se deberán probar ;)

    ResponderEliminar
  4. Rosanna...muy buena tu historia amor-odio con el queso...las galletas muy ricas....
    beeesos

    ResponderEliminar
  5. Es curioso lo del queso, hay gente que sencillamente, es que no lo tolera, me hace gracia tu esfuerzo y tu manera de "comer queso" cuando eras chica.
    A mí el queso me apasiona, todo tipo de queso, así que estas galletas me encantarán!

    ResponderEliminar
  6. Son buenísimas!!! las hago para aperitivos y picoteos!!!bss

    ResponderEliminar
  7. Qué graciosa con lo de los huevos! Jajaja. A mi siempre me ha encantado, así que no tengo problema. Pero me pasaba parecido con el café o el chorizo, que no me gustaba nada, pero me daba envidia no poder comerlo jaja. Ahora al hacerme más grande ya me gusta. Unas galletas estupendas :)

    ResponderEliminar
  8. Hay que ver lo que te has perdido Rosanna :D
    En casa somos todos ratones, así que te puedes imaginar como me gustan tus galletas.
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Que ricas Rosanna!! Me encantan!! :)
    Un besote

    ResponderEliminar
  10. Las encuentro adictivas, ¡¡¡qué peligro!!!

    ResponderEliminar
  11. En mi familia estamos los que somos ratones y los que no puden ni usar el cuchillo con el que se haya partido algún trozo de queso. Es curioso y bueno quizás acabe gustándote. Las galletas son un buen principio. A los ratones nos gustan mucho. Besos.

    ResponderEliminar
  12. No sé que me gusta más, si las galletitas de queso o las latas de Greengate... Bueno, creo que me puedo quedar con las dos cosas que combinan a la perfección, ¿verdad?
    Me apunto la receta y las latas pasan a la carta de los Reyes Magos, que me vienen requete bien...
    Besos
    P.D. Estoy esperando tu receta de aperitivo para el concurso de mi blog, ¿no te rajarás, verdad...?
    Más besos
    The English Company blog

    ResponderEliminar
  13. Que increíble me parece que no te guste el queso, seguramente como a mi no me puede gustar el chocolate.
    Bueno, la receta se ve my buena, aunque nunca he preparado galletas saladas.
    Un besito.

    ResponderEliminar
  14. que ricas me llevo la receta que las quiero probar,besos

    ResponderEliminar
  15. Siiiiiiiii!!! Estoy deseando hacerla! Ya sabes que volaron y que la familia me las está reclamando. Ahora ya no hay excusa, jeje.
    Muchas gracias, eres un sol.
    Besos y feliz fin de semana
    Mónica

    ResponderEliminar
  16. Que ricas, me gustan estas galletas, como aperitivo o acompañando a algo. Te la copio.

    Besos

    ResponderEliminar
  17. las probaré. Yo hago otras pero quizás sean mejores

    http://blog.sacelen.com
    www.conideasyaloloco.com

    ResponderEliminar
  18. fijate si me gustaba a mi poco el queso de pequeña que si me portaba muy mal mi padre me castigaba comiendo un trocito enano, que evidentemente para mi era enorme, jajaja

    Pero hace tres años comencé con el parmesano en el carpaccio y desde hace unos meses hasta como rulo de cabra. POr el momento no puedo con los azules, roquefort, etc... pero a la marcha que llevo creo que todo se andará, jajaja

    Estas galletas me han encantado ;)

    Besos, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net
    http://galletilandia.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  19. que ricas! nunca he hecho galletas de parmesano, me las apunto para probar!
    un besito

    ResponderEliminar

Los comentarios son siempre recibidos con gran alegría. Deja tus palabras y sabré que has estado aquí. Te agradezco enormemente la visita y me llena de satisfacción que dediques unos minutos a dejarme constancia de ella.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails