10.25.2010

BISCOTTI DE CHOCOLATE Y AVELLANAS SIN AZÚCAR AÑADIDO.


Esta receta se me resiste, es la segunda vez que la preparo y la segunda que me vuelve a salir mal. La primera vez simplemente no quedaron crujientes y además tenían un sabor "soso". Intenté remediarlo bañando cada mitad de biscotti en chocolate, pero no funcionó, se reblandecieron más, lo único que mejoró un poco fue el sabor, con la cobertura de chocolate resultaban más intensos.
Esta segunda vez pensé que me saldrían mejor. Era la propuesta dulce del mes de octubre de Whole Kitchen y pensé que era una buena ocasión para probar a volver a hacerlos, porque la verdad que es un dulce que no me atrae mucho y de no ser por whole kitchen no se me hubiera ocurrido repetir.
Esta vez tenía que haberlos hecho con azúcar, no sé, quizás es la ausencia de azúcar, o la textura del sirope de ágave, lo que hace que la receta no salga, pero bueno, el caso es que no lo pensé y por inercia los hice directamente con sirope de ágave.
Los biscotti son originarios de la zona de la Toscana, en Italia, y se toman acompañados de vino dulce. Aquí en Valencia tenemos algo muy parecido, los rossegons, y en Catalunya los llaman carquinyolis. A mí no me han apasionado nunca. Reconozco que están buenos, y cuando como me gustan, pero es un dulce en el que nunca pienso y que no me tienta. Originalmente están hechos con harina, azúcar y almendras. Yo los he hecho de chocolate las dos veces, porque me resulta más apetecible.
La palabra biscotti viene del latín biscoctus y significa "cocido dos veces". En esta receta se hace la masa, se le da forma alargada, se la lleva al horno, cuando está cocida se saca, se corta a rebanaditas y entonces se meten las rebanaditas en el horno, para "cocerlas"/hornearlas, por segunda vez.
Lo que no entiendo es porque el bizcocho, palabra que también viene del latín biscoctus, se llama así, pues los bizcochos no se hornean dos veces.
Estos biscotti los hice el sábado por la tarde, y hubo un incidente que también propició que no salieran bien. Trabajé por la mañana y llegué a casa con muchas ganas de desconectar y disfrutar del fin de semana. Y qué hice? Pues meterme en la cocina a hacerme una terapia culinaria. Cuando estoy agobiada me meto en la cocina y tras 3-4 horas de cacharros, utensilios, ingredientes, harinas, espátulas, bandejas de horno, moldes, temperaturas... salgo renovada. Es mi propia terapia, que me funciona a la maravilla.
Y eso hice, me metí en la cocina y preparé tres panes, uno de pesto verde, uno de pesto rojo (os lo recomiendo, me gustó más que el verde!!!!) y uno de queso. Preparé los biscotti y también preparé galletas de mantequilla con pistola. Esta vez no fueron 3-4 horas sino 5, qué felicidad...
Y lo que pasó fue lo siguiente: primero llevé al horno la masa de los biscotti, a 150ºC, como indica la receta. Cuando la saqué, 30 minutos después, metí los panes, los tres en una bandeja, y subí el horno a 200ºC. Mientras tanto tuve la masa de los biscottí enfriándose y después los corté en rebanaditas. Las arreglé en la bandeja de horno y cuando saqué los panes metí los biscotti. Pero cometí el error de NO BAJAR LA TEMPERATURA DEL HORNO. Así que... se quemaron...
Solo pude salvar unas 6-7 unidades, las del centro de la bandeja, el resto los tuve que tirar, carbonizados!

Creo que no voy a volver a hacer biscotti, hay más cosas para hacer... y que nunca he probado... De todos modos estas pocas unidades que se salvaron de la quema están bien ricas.

Biscotti de chocolate y avellanas


INGREDIENTES:
230 gr. de harina
120 gr. de chocolate
150 gr. de sirope de agave
150 gr. de avellanas
30 gr. de cacao en polvo
4 gr. de café instantaneo (tipo nescafé)
5 gr. de bicarbonato sódico
1/4 cdta. de sal
3 huevos
1+1/2 cdta. de extracto de vainilla.

PREPARACIÓN:
Encendemos nuestro horno y lo precalentamos a 180º.

En una bandeja de hornear extendemos las avellanas, la introducimose en el horno, y las dejamos horenar durante unos 15 minutos, hasta que se doren ligeramente.
Las retiramos del horno y las colocamos sobre un paño limpio, las enrollamos y frotamos hasta que se despegue la piel. Las dejamos enfriar y las cortamos en trozos gruesos.
Bajamos las temperatura de nuestro horno y lo dejamos a unos 150º.
Rallamos el chocolate y lo añadimos al azúcar, lo mezclamos y reservamos.
En un bol batimos ligeramente los huevos junto con el extracto de vainilla
En el cuenco de nuestra batidora eléctrica (o manualmente), combinamos la mezcla de azúcar y chocolate, la harina, el cacao en polvo, el café, el bicarbonáto y la sal, sólo unos segundos, seguidamente añadimos la mezcla de huevos poco a poco, y batimos hasta conseguir una masa más firme. Agregamos las avellanas, mezclamos hasta integrarlas uniformemente.
Pasamos la masa a una superficie harinada (es una masa muy pegajosa) y le damos forma rectangular a modo de rollo, luego podemos optar por dejarla de una sola pieza, nos quedarán unos biscottis más grandes o divirla en dos.
Una vez divida, la pasamos a la bandeja donde la vayamos a hornear y la introducimos en el horno durante unos 30 minutos, o hasta que veamos que está firme al tacto y ligeramente dorado.
Sacamos la masa del horno, lo dejamos enfriar ligeramente durante unos 10 minutos. Lo cortamos en rodajas de unos 2 cm, lo volvemos a poner sobre la bandeja de hornear de forma organizada, lo intrudicimos nuevamente en el horno durante 15 minutos, pasado este tiempo, lo sacamos, le damos la vuelta a las piezas y lo volvemos a introducir otros 15 minutos más.
Lo retiramos del horno y lo dejamos enfriar completamente sobre una rejilla.

24 comentarios:

  1. Pues a mi me ha pasado lo mismo, no había manera de amasar aquello. Están buenos de sabor, pero algo pasados en la cocción. No sé si volveré a intentarlo.
    Los tuyos parecen que han salido bien, a pesar de tu comentario, seguro que la próxima te salen. Yo como te decía, no sé si repetiré.

    Besos

    ResponderEliminar
  2. Vamos Rosana que los biscotti se te resisten, me cachis los biscotti!!! ...pues tienen una pinta genial y sin azúcar.
    Pues yo este fin de semana también he pasado ratos largos en la cocina y me lo he pasado en grande...solo una cosa fallo un pan que salio fatal....pero bueno.
    Muchos besos

    ResponderEliminar
  3. Pues tienen buen aspecto. Yo la receta la tome de un libro que tengo de Donna Hay y me han quedado muy ricos. Bss.

    ResponderEliminar
  4. Rossanna, ahora entiendo porque veía tanto biscotti por todos lados, jajja.
    Mira, el agave no sirve para galletas, yo lo tengo comprobado, sólo para bizochos y en ese caso me parece formidable.
    Es una pena, a mi me gustaría encontrar algo que pudiese usarse en vez del azúcar, pero estoy investigando con la stevia.
    Pienso que algunas preparaciones simplemente piden azúcar.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Los mios están buenos de sabor aunque también se me quemaron un poco, me lié con el teléfono y... Pero los tuyos, los que salvaste te quedaron estupendísimos.
    Besicos.

    ResponderEliminar
  6. Vaya dección, cuando una receta se resiste. Pero quién sigue la consigue. Por lo que veo casi todos os habéis decantado por el chocolate, y yo con lo que me gusta el choco, los hago de almendra, pero yo si que repetiré, nos han gustado mucho. Bss.

    ResponderEliminar
  7. Jajaja a ti con el horneado, a mí con la dichosa masa que era más pegajosa que unos recien casados, jajaja
    Yo tampoco sé si los volveré a hacer...aunque debo decir que en mi casa han volado.
    al menos los que conseguiste salvar de la quema se ven bonitos...
    Un beso.

    ResponderEliminar
  8. Jajaja...
    Todas coincidimos en los mismo.. la verdad que yo mas que amasar la he hechado en la bandeja de horno dandole forma como he podido..ajjaja.

    Aunque lo cierto es que el resultado es muy bueno.

    Besos;)

    ResponderEliminar
  9. Caramba que pena, con la ilusion que le ponemos, si luego se queman...ainsss. pero tambien lo veo normal, con la que habría montada en tu cocina, 5 horas dale que te pego, te dieron para muchooooooooo.

    ResponderEliminar
  10. A mi lo que se me resiste es el pan! Jaja, sólo me sale comestible cuando lo hace la panificadora, y cuando sigo a raja tabla la receta del manual de instrucciones xD. Ya pasa, hay recetas que no hay manera humana de que nos salgan como deban. No obstante los que se te han salvado han quedado con una pinta estupenda!

    Besos!

    ResponderEliminar
  11. No te preocupes ya iras mejorando la técnica, y contandonos tus avances.

    Petonets

    ResponderEliminar
  12. Vaya terapias de cocina que te montas! Jeje. Al menos pudiste salvar algunos. Muacks

    ResponderEliminar
  13. Hola Rosanna

    Si los quieres repetir hazlos con azúcar, es fundamental en al receta y no queda igual con el jarabe, en general ninguna galleta, ya verás que te cambia el sabor, la verdad están muy ricos¡¡ aún así el aspecto se ve rico.

    BEsotes

    ResponderEliminar
  14. Hola Rosanna
    No se como sabrán pero en la foto parece que estan buenísimos, yo no controlo casi nada por no decir nada de cosas de estas pero me voy a estudiar tu blog y lo tendré que intentar no?
    besos

    ResponderEliminar
  15. Rosanna, vaya aventura con tus biscottis!, pues mira que a mi no me decían nada y ahora me encantan!, se ve que tus experiencias con ellos no han sido muy buenas!!!
    A pesar de todo a mi me gusta mucho su aspecto y seguro que estaban muy buenos!!!!
    Te entiendo con lo de la terapia!, yo hago exactamente igual, fijate que el día que falleció mi abuelo me puse ha hacer baguettes con el moco y la lagrima colgando!!!..es lo mejor que hay...al menos para gente como nosotras!!!
    Mil besos y de verdad te quedaron MUY BIEN!!!!!

    ResponderEliminar
  16. Me gustó mucho la propuesta salada del Whole pero es que la dulce me gusta todavía más. Te quedaron unos biscottis de revista. Deliciosos y muy vistosos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  17. ¡Pero vaya pinta! La próxima vez que haga los haré con chocolate y café como tú! Te he contestado en mi blog y como te he soltado un rollazo impresionante (pobre! jajajaj!) prefiero no repetirlo en el tuyo, no vaya la gente a irse corriendo jejejeje. Si compras sucralosa o tagatosa, como tiene la misma textura que el azúcar seguro que te convencen del todo.

    Un beso,

    ResponderEliminar
  18. Rosanna, he visto tu comentario. La experiencia en la recolecta de setas fue muy agradable, me hizo tanta ilusión... jeje. Estos biscotti te quedaron genial, yo al final no tuve tiempo pero los haré por mi cuenta. Ya te contaré.

    Besos guapa!
    Ana de: 5 sentidos en la cocina

    ResponderEliminar
  19. hija, pues bonitos están un rato. Me comprometo a hacer pruebas hasta que me salgan unos decentes sin azúcar y pasarte la receta ;)

    Besos, Paula
    http://conlaszarpasenlamasa.cultura-libre.net

    ResponderEliminar
  20. Si es que tantas cosas a la vez.. lo mas probalble es la catastrofe jaja pero seguro que lo que te quedaron sanos estaban riicos, no?

    ResponderEliminar
  21. Gracias por pasarte por mi blog. Con tu permiso me doy una vuelta por el tuyo que promete mucho!

    ResponderEliminar
  22. hola Rosanna, perdona que no te haya contestado antes, pero estoy un poco liada estos dias, lo que ves tojp en el pastelito son frutos del bosque , que tenia una caja y le coloque unos cuantos por encima
    tienes un blog precioso un saludo
    angeles

    ResponderEliminar
  23. El bazar de los sabores30 de octubre de 2010, 18:07

    Hola es la priemera vez que visito tu blog y me gusta muchísimo, me apetece seguirte y como a todos no siempre las cosas salen bien.
    Un slaudo desde el bazar de los sabores

    ResponderEliminar
  24. Oh, I am so sorry they burned! The ones that you saved look wonderful, but it is disheartening when you have to throw so many away after working so hard.
    You have a beautiful blog!

    ResponderEliminar

Los comentarios son siempre recibidos con gran alegría. Deja tus palabras y sabré que has estado aquí. Te agradezco enormemente la visita y me llena de satisfacción que dediques unos minutos a dejarme constancia de ella.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails