10.04.2009

LA CULTURA DEL BRUNCH

Los sábados salto de la cama con la alegría de preparar una bonita mesa de desayuno y poder desayunar de manera relajada. El desayuno es para mí la comida preferida del día. Si pudiera desayunaría en cada comida. Un desayuno para desayunar, otro para comer y otro para cenar. Es por eso que encuentro el brunch una opción perfecta para días especiales. ¿Qué mejor para un domingo que un largo brunch lleno de delicatessen en una mesa bonita y con buena compañía?
Solamente he tomado dos brunch en mi vida, sin embargo voy a ingeniarmelas para disfrutar de más brunch a partir de ahora. Es algo que tengo que hacer.
Mi primer brunch fue en Nueva Orleans hace ahora 7 años. Fue entonces cuando descubrí la palabra y descubrí que existía algo llamado así y que tenía mucho sentido. La palabra "brunch" viene de la unión de las palabras "breakfast" y "lunch". Se trata de un desayuno-comida. Es un desayuno porque es la primera ingesta del día, pero al mismo tiempo también es un almuerzo/comida, porque va a ser la comida principal y ya no se volverá a comer prácticamente hasta la cena. Es por eso que los brunch suelen tomarse en domingo, que es cuando la gente se levanta tarde y el desayuno se toma tarde. Práctica solución.
Los dos brunch de mi vida han sido muy especiales. El primero, en Nueva Orleans como os he dicho, lo tomamos en un restaurante muy famoso por sus brunch de domingo. Tuvimos que reservarlo con bastante tiempo de antelación. Cada domingo se sirven allí brunch de 11 a 14h acompañados de música de jazz (por supuesto) en directo. Tomamos huevos, tostadas, frutas, café, pasteles... Fue una experiencia inolvidable.
El segundo brunch de mi vida fue hace casi un año, exactamente el 1 de enero, y fue una manera maravillosa de empezar el año. Lo tomamos en casa de unos buenos amigos celebrando la entrada del año y celebrando además su recien estrenada casa. Fue una ocasión perfecta para lucir la nueva vajilla, las tarteras, la mantelería de lino natural... y por supuesto disfrutar también de unas flores frescas. Comimos embutidos, revueltos de huevos con verduras, frutas, croissants, café, chocolate... Fue fantástico, y nos sentó de maravilla.

De momento os dejo con mi mesa de desayuno de hoy sábado y espero pronto poderos mostrar fotos contandoos que he preparadao un brunch...

9 comentarios:

  1. me encanta esas tarteras y esas flores!!
    disfruta de tu brunch!
    besitos

    ResponderEliminar
  2. Holaa! he llegado a tu blog desde el de hemc. me gusta mucho la decoración y me encanta que lo relaciones en tu blog con la comida. yo todavía estoy levantando mi blog jaja, a ver como va. un saludo :)

    ResponderEliminar
  3. ivana: como ya debes estar viendo soy mucho de tarteras... me vuelven loca.
    lydia: cual es tu blog? en tu perfil veo que participas en un montón, pero cual es el tuyo? quiero verlo!

    ResponderEliminar
  4. que chula la mesa ideal,,a mi me pirran esos desayunos ideales lastima que por falta de tiempo lo hago poco,,pero creo que me lo planteare como un reto ,,los sábados o domingos,un besoooo.

    ResponderEliminar
  5. Rosanna te dejo el enlace por si quieres pasarte. Un saludo!

    http://justalittle-bite.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  6. Me ha encantó leer sobre el brunch, yo también lo conocí en los Estados Unidos, la familia con la que estaba solia hacerlo de vez en cuando, pero simpre en restaurantes...Me gusta la idea de hacerlo en casa con amigos...¿ para cuando entonces ?.Un abrazo guapa.

    ResponderEliminar
  7. doncs quan vingues a valencia a vore si fem un brunch!!!!!! L'hem de fer!!!!

    ResponderEliminar
  8. Tambien soy una apasionada del brunch!! De que se me peguen las sábanas esos dias que no tengo guardia en fin de semana, de un zumo de naranja recién exprimido y bien frío, de una napolitana de chocolate casera y sobretodo de unos huevos con salmón... me chiflan!!

    Tus flores y la tartera son preciosas pero pon las fotos más grandes para poder ver mejor esa mesa fantástica que nos has preparado!!

    Besos!!

    ResponderEliminar
  9. Rosana, jo vaig descobrir el Brunch per Joan. Continua soprenent-me les coses que sap i es calla. Com que ell no desdejuna perquè no li entra menjar només s'aixeca esmorça fort. Ho relaciona amb un esmorçar fort i després clar, no cal dinar. El meu primer brunch fou de mateix dia de cap d'any de l'any passat. Fou ideal perquè ens va permetre agafar el sopar de cap d'any amb ganes. Començarem a les 11:00h i acabàrem cap a les dues. Ideal.

    ResponderEliminar

Los comentarios son siempre recibidos con gran alegría. Deja tus palabras y sabré que has estado aquí. Te agradezco enormemente la visita y me llena de satisfacción que dediques unos minutos a dejarme constancia de ella.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails