2.25.2010

LEXINGTON


Hace un año que conseguí la distribución de los productos Lexington en Veranda. Trabajar con estas marcas no es fácil. Te exigen un nivel, una imagen, un posicionamiento... para que puedas contar con sus productos.
¿Conoceis Lexington?
Es una firma sueca especializada en ropa de hogar con un estilo puramente americano, inspirado en la costa este de los Estados Unidos, en la puritana Nueva Inglaterra. De hecho Lexington es un pequeño pueblo en el Estado de Massachussets, cerca de Boston, que tuve la suerte de visitar en mis andanzas por dicho estado. Lejos de toda moda este estilo se caracteriza por su atemporalidad. Es una ropa de hogar elegante, sobria y de gran calidad. Lexington cuida al máximo la calidad de sus tejidos, siempre 100% algodón, oxford, popelín, franela...

Este mes de Febrero Lexington acaba de presentar la nueva colección de primavera.
Es un catálogo precioso, con fotos muy sugerentes...

Con el estilo tan característico de Lexington.


Las propuestas de ropa de cama son exquisitas.


En los próximos días quiero colgar las últimas fotos de la tienda. Hemos estado recibiendo muchas novedades (algunas ya disponibles en la web) y he estado creando nuevos espacios y ambientes. Ayer aún recibí un surtido de la firma Comptoir de Famille, verdaderamente precioso y encantador. A ver si en breve os puedo hablar de esta casa.
Ahora os dejo porque voy a terminar de redecorar, mañana tengo una visita importante!!!! Van a venir a Veranda varias blogueras valencianas. Voy a conocer a Dolores, de "al calor de un bizcocho", a Clemenvilla, de "bocados de cielo", y a M.Dolores de "cuinant". Tengo mucha ilusión en recibirlas y de que nos conozcamos, pues sus blogs son de referencia para mí. Ya os contaré!

2.21.2010

SEMANA 7 DE 2010: MAGDALENAS DE ESPELTA CON SIROPE DE AGAVE



Una semana más. Ya ha pasado otra semana y ya estoy aquí de nuevo con la magdalena de la semana. El tiempo pasa volando, demasiado. Tanto que en cuanto pase esta semana que empieza mañana ya estamos en marzo. En marzo! Si es que no me lo puedo creer, en marzo, primavera, ya pasó el invierno, ya tenemos otra vez ahí el buen tiempo, y a este paso ahora mismo ya es verano otra vez! Demasiado rápido...
Esta semana os traigo unas magdalenas hechas con harina integral de espelta y sirope de agave. Se las vi a Susana en Bocados de cielo, y como ya había oído cosas muy positivas sobre la espelta y sabía que la venden en la herboristería donde compro el sirope de agave, no vi incoveniente alguno para no hacer estas magdalenas, me apetecía mucho, así que compré la harina y las preparé.

La espelta es una subespecie de trigo con varios miles de años de antigüedad. En la última década ha sido redescubierta y su uso está en pleno auge. Es una planta que no ha sufrido tantas variaciones ni modificaciones como el trigo, y por lo tanto es un producto más natural. Entre sus valiosas propiedades se cuentan las siguientes:
-Tiene un mayor nivel de proteínas, minerales, vitaminas y oligoelementos. De las vitaminas destaca su aporte de B1 y B2 (reducen los ataques de migrañas). Entre sus minerales sobresalen el potasio, el magnesio y el zinc (necesario para el buen funcionamiento de los vasos sanguíneos).
-Contiene los ocho aminoácidos esenciales que debe comportar el régimen alimenticio diario de un adulto para mantener una buena salud celular, en una cantidad superior a la del trigo.
-Su aporte de magnesio, hierro, fósforo, vitamina E, vitamina B y betacaroteno es importante.
-Aporta mucha fibra.
-También es muy rica en ácido silícico, uno de los nutrientes más necesarios en nuestro organismo (fortalece los tejidos y refuerza los sistemas inmunitario y circulatorio).

La harina de espelta se usa en la elaboración de panes, bollería, repostería, tal como la harina de trigo. Tiene un delicado sabor que recuerda a las nueces, por lo que en Francia se la considera como el cereal más “gourmet” de todos. Probaré haciendo más bollería con ella, pero este primer experimento ha sido muy satisfactorio. Yo ya había probado la espelta en panes, hay un horno aquí donde vivo yo que elabora pan con esta cereal, pero me apetecía mucho probar yo misma. Cuando fui a la herborístería a comprar la harina me encontré con que era la más cara de todas, pero de verdad que estas magdalenas han valido la pena y seguiré usando este tipo de harina. El resultado ha sido excelente.


INGREDIENTES:
225 g de harina de espelta integral
75 g de harina de fuerza
120 g de sirope de agave (o 150g de azúcar moreno)
100 ml. de aceite
150 ml de leche
3 huevos
2 sobres de gaseosas (litines)
½ cucharadita de bicarbonato sódico
la ralladura de un limón
un chorrito de zumo de limón
pizca de canela

PREPARACIÓN:
Precalentar el horno a 200º.
 
Batir los huevos con la ralladura de limón y el sirope de agave. Yo lo hice con varillas eléctricas.
Seguidamente añadir el aceite en forma de hilillo sin dejar de batir.
Una vez bien mezclado añadir la leche de igual manera, en forma de hilillo.
Echar un chorrito de zumo de limón y una pizca de canela.


Por otro lado tamizar juntos los dos tipos de harina, el bicarbonato y los sobres de gaseosa.

Ir vertiendo sobre la mezcla de harinas los ingredientes líquidos batidos. Integrarlos con movimientos envolventes, mezclando de abajo hacia arriba hasta que todo queda perfectamente mezclado.

Verter la mezcla en los moldes para magdalenas. Yo puse dos tercios de la capacidad de los moldes. Bajar el horno a 175º y meter las magdalenas durante unos 15-20 minutos. Pasado este tiempo sacar las magdalenas del horno y dejarlas enfriar sobre una rejilla.

A la mitad de las magdalenas les puse chocolate de cobertura troceado antes de llevarlas al horno. Esta vez mi hijo se las ha comido tan ricamente. De verdad que sacan una textura esponjosa, tierna y jugosa magnífica.

La información sobre la harina de espelta la saqué de http://www.comsumer.es/, http://www.enbuenasmanos.com/ (artículo del naturópata Josep Vicent Arnau) y http://www.harinerasvillarmayor.com/.

2.18.2010

COMIDA MARROQUÍ DE OUR STYLISH COOKING CLUB. RECETA DE KEFTA BI-L-WARDA, ALBÓNDIGAS CON PÉTALOS DE ROSA

Perdón. Ayer me confundí de receta y fotografía. La receta de albóndigas de ternera y cordero no corresponde a la foto de las albondigas que llevan pétalos de rosa decorando el plato. Esa foto en realidad es de albóndigas con pétalos de rosa, y la receta es ligeramente diferente.
Por tanto modifico y convierto esto en dos entradas diferentes, pues las recetas son de días distintos.

Cambio la foto de ayer y hoy os pongo la receta de albóndigas con pétalos de rosa.

Esta receta formó parte de una comida marroquí que preparé un domingo hace unas pocas semanas.




Como entrantes preparamos unos rollitos de berenjena, unos keftas y unos briouats. Los keftas son lo que os traigo hoy. El plato principal fue un cus-cus de cordero. Tras la comida servimos un té de rosas y unos pastelitos de almendra con pasta philo. Una comida espectacular.


ALBÓNDIGAS CON PÉTALOS DE ROSA


INGREDIENTES:
300g de carne de ternera picada
200g de carne de cordero picada
3 huevos
100g de cebolla picada
20g de ajo picado
50g de jengibre picado
1 cucharada de comino
2 cucharadas de ras el hanout
2 cucharaditas de agua de rosas (la compramos en la farmacia)
los pétalos de una rosa roja cortados en trocitos menudos
aceite, sal y pimienta

PREPARACIÓN:
Mezclar en un bol grande todos los ingredientes, hasta que estén bien combinados. Dejar reposar una media hora para que la carne se impregne bien de todos los aromas.
A continuación formar pequeñas bolas y freírlas en una sartén con abundante aceite caliente, hasta que queden bien doradas.

ALBÓNDIGAS DE TERNERA Y CORDERO

Vuelvo con la gastronomía de Marruecos. Son varias las recetas de albóndigas que he estado haciendo del libro "Cocinas del mundo: marruecos". de ternera y cordero. Dicho así suena bastante "normal", bastante mediterráneo, bastante "español". Pero la combinación de especias que llevan estas albóndigas les dan un toque de sabor muy exótico, nada habitual para nuestros paladares.

Esta receta la hice este último domingo. En breve os iré añadiendo todas las recetas de la comida, que se compuso de:

hummus
taboulé
dedos de novia
albóndigas de ternera y cordero (la receta de hoy)
pastela de pollo
té verde y cuernos de gacela

KEFTAS DE TERNERA Y CORDERO
(las podeis ver en el fondo de la fuente de la fotografía)

INGREDIENTES:
300g de carne de ternera picada
200g de carne de cordero picada
3 huevos
100g de cebolla picada
20g de ajo picado
50g de jengibre picado
1 cucharada de comino
2 cucharadas de ras el hanout
1 manojo de cilantro
aceite, sal y pimienta


PREPARACIÓN:
Mezclar en un bol grande todos los ingredientes, hasta que estén bien combinados. Dejar reposar una media hora para que la carne se impregne bien de todos los aromas.
A continuación formar pequeñas bolas y freírlas en una sartén con abundante aceite caliente, hasta que queden bien doradas.

2.14.2010

SEMANA 6 DE 2010: MAGDALENA DE AVENA CON ALBARICOQUE Y MACADAMIA



Esta semana sí, esta vez ha salido bien. Las magdalenas de esta semana han salido perfectas, y son una verdadera delicia. Además han salido grandes, con un color muy apetecible, un aroma exquisito... fantásticas. Para repetir, sólo que cada semana quiero hacer una receta distinta.

INGREDIENTES (para 12 unidades):
180g de harina
100g de copos de avena
80g de orejones de albaricoque
1 cucharadita de canela
100g de nueces de macadamia picadas
2 cucharaditas y media de levadura en polvo
media cucharadita de bicarbonato sódico
200g de yogur natural
1 huevo
120g de sirope de agave (o miel)
80ml de aceite

PREPARACIÓN:
Precalentar el horno a 180ºC.
Cortar los orejones en dados.
Mezclar en un bol los ingredientes secos: harina, copos de avena, canela, levadura, bicarbonato y nueces de macadamia. Añadir los orejones.
En otro bol batir el huevo con el yogur, el sirope de agave y el aceite.
Verter los ingredientes líquidos sobre los secos y remover hasta incorporar.
Distribuir la masa en los moldes para magdalenas.
Hornear a nivel medio durante unos 25 minutos.

2.12.2010

LAURA ASHLEY EN VERANDA



La última novedad en Veranda son los delicados artículos de Laura Ashley. Esta semana hemos recibido novedades y hemos cambiado escaparate. El nuevo ambiente es una dulce habitación de niña en suaves tonos rosas y verdes. Romántico dosel, suaves cajas forradas en tela... un espacio para pequeñas princesitas.

 

Y por supuesto mis tartas-fake endulzándolo todo...

2.11.2010

DÍB AL-BAHR MASHSU BI-L-SABANAJ WAL-L-SANAUBAR (LUBINA RELLENA DE ESPINACAS Y PIÑONES)



Segunda receta del libro "Cocinas del Mundo: Marruecos". Mi segunda aportación al apartado de gastronomía marroquí. Exquisito plato. Las espinacas combinan a la perfección con la lubina, y los piñones le dan ese punto crujiente y sabroso de los frutos secos. Es un plato sencillo y rápido de preparar, nutritivo y equilibrado. Me gustó mucho y estoy segura de que repetiré. A pesar de que parece que tengo la enfermedad esta de no poder hacer dos veces una receta, de tener que estar constantemente haciendo recetas nuevas, creo que esta será de las pocas que repetiré alguna vez...



INGREDIENTES (para dos personas)
2 lubinas
1 manojo de ajos tiernos
1/2 kg de espinacas
100g de cebolla
1/2 cucharadita de cúrcuma
100g de piñones
sal, pimienta y aceite

PREPARACIÓN

Cortar la cebolla en plumas o como guste y saltearla en una sartén con  aceite.
Agregar los ajos tiernos en trocitos y saltear.
Añadir las hojas de espinacas y rehogar manteniendo la sartén tapada hasta que las espinacas se vean cocidas. Mientras tanto poner a precalentar el horno a 220ºC.
Salpimentar.
En otra sartén dorar los piñones y añadir a las espinacas.
Rellenar la lubina con el guiso de espinacas, rociar con un chorrito de aceite de oliva y llevar al horno unos 10 minutos, o hasta que esté hecha.

2.09.2010

QISHDA AL-FUL, CREMA DE HABAS



Esta fue la primera receta que hice del libro "Cocinas del mundo: Marruecos". Es el libro que os comenté que me prestó este amigo cocinero, un libro al que le estoy sacando mucho jugo, como ireis viendo. Desde que lo tengo en casa y empecé a elaborar recetas me ha entrado como una pasión por la cocina marroquí irrefrenable. Y es que la cocina marroquí es pura seducción. Esas combinaciones de especias, esa canela tan aromática que aparece tanto en platos salados como dulces, esas frutos secos siempre presentes...  Encuentro que la cocina marroquí es muy embriagadora y cautivadora, es una cocina exquisita con todo el sentido de la palabra, y yo me he dejado llevar...

Empecé con esta crema, que nada más verla me tentó. Resulto una crema muy sabrosa, pero aviso, os tienen que gustar las habas, porque sabe mucho, mucho!, a habas. A mí me gustan mucho las habas tiernas y yo la encontré riquísima, y a cada cucharada me gustaba más, pero entiendo que tienen un sabor muy característico. En fin, este es un plato contundente.


CREMA DE HABAS (para 6 personas)

INGREDIENTES:
400g de habas
200g de coliflor
100g de cebolla
150g de patata
1 litro de caldo de pollo o verduras
2 dientes de ajo
5g de comino en polvo
20g de piñones
cebollino
sal y pimienta

PREPARACIÓN:
Picar la cebolla y el ajo finamente. Trocear la coliflor y las patatas.
En una cacerola con aceite rehogar la cebolla y el ajo.
Cuando estén dorados agregar la coliflor y las patatas, dos terceras partes de las habas y el caldo necesario para cubrir todos los ingredientes.
Dejar cocer durante unos 20-25 minutos.
Triturar y pasar por el chino (esto último yo lo omití).
Saltear en una sartén el resto de las habas y cuando estén tiernas añadir y saltear los piñones.
Servir la crema adornandola con las habas y piñones salteados y espolvoreando con un poco de cebollino picado por encima.


Curiosamente en todo este tiempo que he estado inmersa disfrutando de la gastronomía marroquí me topé un día por casualidad con un blog llamado "dinners and dreams". Me gustó tanto el nombre que seguí el rastro y descubrí un blog fantástico, el blog de una mujer marroquí residente en Estados Unidos, y además escritora de un libro de cocina! El blog me gustó de inmediato, y fue leyéndolo bien que descubrí que Nisrine Merzouki, la autora del blog, había escrito un libro. Marrakesh Express es un libro de gastronomía marroquí que tiene una pinta fantástica y que me muero de ganas por poder conseguir. Al parecer todavía no está en Europa, espero que no nos hagan esperar mucho...

2.08.2010

HOUSE DOCTOR LLEGA A VERANDA

Esta semana pasada recibimos en la tienda unas cosas preciosas de la firma danesa "House Doctor". Era una casa a la cual le había echado el ojo hacía tiempo, pero no había encontrado el momento de entablar relación con ellos y traer sus cosas. Por fin el momento ha llegado y una bonita selección de artículos con el sello de House Doctor está alegrando los espacios de Veranda.


House Doctor tiene un estilo muy característico, muy vintage, muy shabby chic... a mí me encanta!

Daros una vuelta por la web de Veranda y vereis con más detalle esas piezas tan encantadoras. Si lo haceis vereis también otras cositas que han ido llegando y que ya están también disponibles en la web.

Me han encantado este par de cuadritos bordados para habitaciones infantiles.
Qué estilo tiene House Doctor!

Os dejo también alguna foto de los ambientes que hemos montado para este invierno... 


SEMANA 5 DE 2010: MAGDALENA DE CHOCOLATE - CHOCOLATE CHUNK MUFFIN


Esta magdalena tiene una pinta riquísima, verdad? pues no os dejeis engañar por la vista, no es más que pura apariencia... Sí, sí, es lo que estais leyendo, es lo que estoy insinuando. Claramente: esta magdalena no se puede comer. Para que veais que las cosas no siempre salen bien, que no siempre salen a la primera, que a veces no es tan fácil, que a una, aunque le guste mucho la cocina y haga magdalenas todas las semanas, las cosas no siempre le salen bien, y esta semana ha sido así al intentar hacer esta receta. Estas magdalenas han resultado duras, fuertes de sabor, resecas... horribles. Pero esto no es todo, no, qué va, ahora cuando veais las otras magdalenas...

En la receta de estas magdalenas de chocolate me fallaron varias cosas. Por una parte de repente me di cuenta de que no tenía bastante philadelphia, y eran las 24.15 de la madrugada, así que era imposible salir a buscar más. Decidí seguir adelante con la receta y con los 40g de queso crema. No pensé que el poner 40g en lugar de 100 fuese a tener tanta trascendencia!

Por otra parte la receta indicaba 90g de azúcar, y como siempre encuentro las recetas demasiado dulzonas (y eso que yo no las como cuando llevan azúcar) cuando la balanza llegó a los 80g paré de echar. Pues bueno, creo que quizás debería haber seguido hasta 120g... les falta dulzor, bastante.

Finalmente también me di cuenta de que no tenía chocolate de repostería, ni de cobertura, ni especial para fundir... no tenía ningún chocolate de estos, todo lo que tenía era una caja de metal (mi caja de chocolate) llena de tabletas de chocolate puro, que en casa nos encanta, para comer, no para cocinar: del 74%, del 83%, del 85%, con pepitas de cacao, con granos de pimienta rosa... Tampoco pensé que poner un chocolate puro, con tanto porcentaje, fuera a estropear la magdalena entera.

Pues nada, entre la falta de philadelphia, la falta de azúcar y el exceso de porcentaje del chocolate el resultado ha sido que las magdalenas han salido terribles.

No creo que sea culpa de la receta, no creo que la receta esté mal, simplemente es que confluyeron muchos aspectos, digo yo, y el asunto no salió bien. En cualquier caso voy a obviar la receta en sí. Si algún día vuelvo a probar con ella y con todos los ingredientes correctamente y salen bien entonces os la pondré.

Tota, que pasé un buen rato entregada a las magdalenas sin saber lo que nos íbamos a encontrar la mañana siguiente cuando las fuimos a comer para el desayuno. Claro, el fracaso no lo supimos hasta la mañana siguiente.

Pero lo que sí que supe esa misma noche fue el fracaso total de la receta que hice a continuación. En qué mala hora me puse aquella noche a hacer magdalenas!!!! No era mi día o no sé yo qué pasaba aquí. Desde luego no me salió nada bien. Fijaos en esto!!!!!:



¿Veis las magdalenas en la bandeja y en la tartera al lado de las de chocolate? A estas magdalenas les tenía yo echado el ojo desde diciembre. En navidades recibí como regalo un libro llamado "cocina y salud: diabetes", y desde la primera ojeada me quedé con esas "magdalenas de salvado, miel y tomillo". No había foto para la receta, cosa que detesto en un libro de cocina, pero no me importó porque me pareció una combinación exquisita y porque una magdalena no tiene mucho misterio, así que tampoco hacía falta la foto para saber el aspecto de una magdalena. 

Y finalmente encontré el momento de hacer estas magdalenas esta semana pasada. Me dispuse una noche a hacer las magdalenas de chocolate y las de salvado. Hice primero las de chocolate, y después las de salvado. En este segundo caso hice todo, absolutamente todo, como indicaba la receta. Los ingredientes todos pesados al milímetro, procedí como indicaba la preparación, y aún así salió este fracaso de magdalenas que veis en la foto.
Primero me sorprendió que los ingredientes húmedos no podían llegar a humedecer los ingredientes secos, pero no quise añadir ni hacer experimentos, confié en la receta, y éste es el resultado que obtuve. Las magdalenas que veis en la foto son ya salidas del horno. Si las de chocolate os decía que no se podían comer de éstas ya ni os cuento. Las de chocolate aún salvamos alguna. 15 segundos al microondas, abrirla por la mitad y ponerle una bola de helado, regarla con un poco de chocolate caliente bien dulce y se puede comer. Pero estas..., estas de verdad que no se pueden comer.
Así que ya veis, después de la semana pasada que me salté el proyecto de la magdalena os vengo hoy con dos fracasos de magdalenas. Disculpadme y en los próximos días voy a ver si enmiendo esta catástrofe y vengo con una receta bien rica.

2.06.2010

EL PARISIEN


Alguno que otro se habrá dado cuenta de que este último domingo no publiqué la magdalena de la semana. Esta pasada semana no hubo magdalena. Descubrí El Parisien en Valencia y entre que iba un poco atareada para encontrar tiempo de hacer la magdalena de la semana, y que tenía cierto surtido para ir preparándome cada día una tostada diferente para el desayuno, al final me salté el proyecto de la magdalena esta semana. Y no quisiera dejar de mostraros este hallazgo, todos aquellos que vivais en Valencia o cerca os aconsejo que vayais, disfrutareis un montón.
Os hablo de las panaderías francesas El Parisién.

 
La semana pasada un amigo me preguntó si las conocía y me habló de ellas y de la variedad de panes que ofrecían, de lo artesanal de sus productos, de que valía la pena una visita,etc. Y el sábado pasado, como estaba en el centro, me acerqué a una de las direcciones y allí me encontré con una delicia de horno-pastelería, con un surtido sorprendente de panes, bollería dulce y salada y pastelería. Me impresionaron mucho los panes (de cereales, de nueces y cúrcuma, de higos, de naranja confitada y chocolate, de queso, de aceitunas, de leche, de nueces y pasas, de aceite de oliva, de amapola...), ver tantos tipos de pan juntos, recien hechos... La cuestión es que hicimos un almuerzo-comida allí. Ofrecen un menú de 6 euros que incluye una bebida, a elegir entre bocadillo, quiche o ensalada, un postre a elegir entre un producto de bollería dulce o mousse, y también café.  Y por supuesto después del almuerzo hice una selección y me vine a casa con "unas muestras" de pan para la cena, y unos croissants para el desayuno del domingo...


Me encantó haber descubierto El Parisién, y volveré pronto a por más panes para ir disfrutando en casa.


 Phillipe e Isabelle Augier, sus dueños, cuentan ya con cuatro "boutiques del pan" repartidas en la ciudad de Valencia. Según su filosofía de trabajo elaboran todos sus productos artesanalmente y siguiendo las técnicas francesas, con materias primas importadas de Francia. Podeis leer sobre todo esto en su web: http://elparisien.3sellers.com/. Es un placer contar con esta pareja y con sus "boutiques" aquí en Valencia.

Aquí una foto de mi propia cesta con los panes queme traje y hemos ido degustando a lo largo de la semana:


Destaco el pan de nueces y cúrcuma. El de higos, especial para tostadas con mantequilla y mermelada en el desayuno. El de naranja confitada y chocolate, también especial para desayunos y meriendas.
Me traje también unos cuantos croissants, que no salen en la foto, y que estaban espectaculares, con un exquisito sabor a mantequilla impresionante.

Y nada, deciros que este domingo vuelvo ya con el proyecto de la magdalena de la semana, esto sólo ha sido un delicioso lapsus.

2.03.2010

EGGS BENEDICT

Para cerrar esta pequeña serie de recetas de la gastronomía norteamericana os traigo hoy la receta de los huevos Benedict que preparamos para el brunch de año nuevo. Como ya os dije sólo me faltó preparar los english muffins sobre los que se sirven los huevos, pero me animaré a prepararlos próximamente. Ya os contaré cuanto mejora la receta, porque la verdad que así, con tostada de pan de cereales, está bien sabroso.

Para preparar estos huevos hay que proceder de la siguiente manera: tostar unas rebanadas de pan, tantas como huevos se deseen realizar. Yo tosté pan de cereales, pero se puede hacer con cualquier tipo de pan.
Pasar por la sartén o la plancha tantas lonchas de jamón serrano como rebanadas de pan. Y repartirlas sobre las rebanadas tostadas.
Preparar los huevos. Yo lo hice a la manera de Pam, de For the love of cooking. Ella pone un cazo con agua a hervir y cuando el agua hierve se coge un ramekin o recipiente pequeño y se le echa un trocito de mantequilla. Se deja caer un huevo en el ramekin y se se coloca el pequeño recipiente con el huevo en el agua hirviendo. Se tapa el cazo y se deja cocer 4 minutos exactos. Se saca el recipiente y se pasa el huevo sobre la loncha de jamón.
Entonces se cubre el huevo con salsa holandesa y ya se puede servir.


SALSA HOLANDESA

Ingredientes:
3 yemas de huevo
1 cucharada de nata (sin montar)
250g de mantequilla derretida y después dejada enfriar a temperatura ambiente.
1 cucharada de zumo de limón o vinagre de vino blanco
1/2 cucharadita de sal
Un pellizco de cayena molida

Preparación:
La salsa tiene que hacerse al baño de vapor. No estamos hablando del baño de maría, en el que el recipiente superior, en el que están los ingredientes, toca el agua hirviendo o caliente del recipiente inferior. En el baño de vapor los ingredientes colocados en el recipiente superior (cazo, bol...) se cuecen simplemente con el calor conseguido a través del vapor del agua caliente del recipiente inferior.
Coger el recipiente que pondremos al baño de vapor y mezclar en él las yemas y la nata con unas varillas hasta que estén perfectamente mezcladas. No batir en exceso, no debe formarse espuma, simplemente se ha de mezclar incorporando bien los dos ingredientes, yemas y nata.
Colocar ahora el recipiente con esta mezcla sobre un cazo con agua al fuego.
Seguir mezclando continuamente con las varillas, mientras se lleva el agua lentamente casi hasta el punto de ebullición (pero sin dejar que hierva), hasta que los huevos hayan adquirido la consistencia de una crema espesa, como la nata sin batir.
Comenzar en este momento a añadir, muy lentamente y sin dejar de mezclar, la mantequilla derretida, mezclando con las varillas vigorosamente. La adición de la mantequilla debe ser realmente lenta, de manera que se emulsione bien con las yemas antes de añadir una poca más. Cuando toda la mantequilla esté mezclada, añadir el zumo de limón o vinagre, gota a gota, e INMEDIATAMENTE retirar del fuego la mezcla. Salar ligeramente y añadir la cayena.

NOTA: Si se procede con cuidado la Holandesa no se corta. De todos modos, si esto ocurriera se puede arreglar de la siguiente manera: terminar de añadir toda la mantequilla derretida. Retirar del fuego la salsa y ponerla en un cuenco pequeño. Limpiar el recipiente donde se estaba preparando y añadir una yema de huevo. Comenzar de nuevo, usando la salsa cortada del cuenco en sustitución del resto de los ingredientes de la receta.

La receta para la salsa holandesa la tomé del blog de Adi, Pan y Varios.

2.01.2010

PUMPKIN PIE (PASTEL DE CALABAZA NORTEAMERICANO)

Como os decía he estado unos días en plan "norteamericano" total. A este pastel le tenía echado el ojo, y tenía ya un par de recetas guardadas para hacerlo algún día. Pero cuando se lo vi a Trotamundos en Food and Cook ya no pude resistirme más. Además tenía calabaza recientemente horneada y fue como una señal: tenía que hacerlo.
Tenía muchas ganas de conocer el sabor de este pastel, pues no lo había probado nunca y me resultaba muy novedoso por su aspecto comparado con las recetas que se suelen hacer aquí con calabaza. Y bien, está muy bueno, es una textura muy distinta a la que estamos acostumbrados (la de las cocas de llanda, magdalenas...) y lo volveré a hacer. Y no soy muy dada a repetir recetas!!!

Esta vez acompañaré la receta con fotografías de la parte rural de ese viaje a Massachussets del que os hablaba el otro día. Boston y la vida en la ciudad fueron una experiencia trepidante, pero los días que pasamos visitando pueblecitos y viajando por todo el estado de Massachussets fueron muy estimulantes. No sé con qué me quedaría, una parte complementa a la otra. Los pueblos que visitamos y los paisajes que vimos fueron de ensueño.

Casa natal de Nathaniel Hawthorne en Salem, Massachussets.

Fire department en Historic Deerfield, Massachussets. Qué parque de bomberos tan auténtico, verdad?????


Ayuntamiento de Amherst, ciudad donde nació, vivió y murió Emily Dickinson. Sus poemas, así como todo el misterio de su vida, siempre me han apasionado. Por cierto que fui feliz de poder visitar su casa por dentro.



Fijaos en el libro de poemas de Emily Dickinson bajo el platito con el trozo de pastel!!!!

PUMPKIN PIE (PASTEL DE CALABAZA NORTEAMERICANO)
INGREDIENTES:
Para el relleno:
120g de sirope de ágave (o 150g de azúcar moreno)
1 cda. de maicena
1/2 cdta. de sal
1 cdta de jengibre molido
1 cdta de canela
un pizca de clavo molido
400g de puré de calabaza
3 huevos grandes + 1 huevo para el esmalte
300 ml de leche evaporada
1 cda. de nata para repostería.


Para la masa:
300g de harina de repostería
1 cdta de sal
2 cdta. de azúcar
225g de mantequilla
60 ml de agua helada

PREPARACIÓN:
Mezclar bien la harina, la sal y el azúcar. Añadir la mantequilla fría cortada en cuadraditos y amasar hastra incorporar bien. La masa tomará consistencia de migas. Añadir entonces el agua lentamente mientras seguimos amasando hasta que resulte una masa de textura densa y no pegajosa. Yo todo esto lo hice con la batidora eléctrica pero con los accesorios a amasar, no con las varillas.
Hacemos ahora una bola con la masa, amasándola ligeramente, y la envolvemos en film transparente. La dejamos enfriar 1 hora.
Precalentar el horno a 215º.
Preparamos el relleno poniendo en un bol el azúcar, la maicena, la sal, el jengibre, la canela y el clavo. Integramos los ingredientes y añadimos el puré de calabaza. Añadir a continuación los huevos ligeramente batidos. Esto lo hice ya con las varillas, dejando aparte las palas amasadoras.
Seguidamente añadir la leche evaporada y batir otra vez hasta que todos los ingredientes queden bien integrados.
Una vez transcurrida la hora de reposo de la masa la sacamos y la ponemos sobre una superficie ligeramente enharinada. La estiramos con el rodillo. Engrasamos levemente nuestro molde y ponemos la masa sobre él, recortando la parte sobrante. Si sobra mucha masa podemos congelarla.
Batimos el huevo junto con la nata y pintamos los bordes de la masa.
Vertemos la mezcla de calabaza y metemos el pastel en el horno durante 10 minutos. Bajamos entonces la temperatura a 175º y lo dejamos hornear 30 minutos más. Lo dejamos enfriar sobre rejilla.

La casa de "Mujercitas"!!!! Donde la autora nació y vivió y donde se rodó parte de la película.


La costa, Cape Cod, Massachussets.

Faro en Cape Cod, Massachussets.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails